Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » » La contaminación por mercurio continúa extendiéndose

Referencia: News.Harvard.edu
Autor: Alvin Powell, 9 de agosto 2012

Nuevo libro de seguimiento sobre la propagación del mercurio, así como sus efectos en la biología, la química y la salud pública

Desde tiempos antiguos, la humanidad conoce de la toxicidad del mercurio, cuando se trabajaba en las minas que extraían cinabrio, ese mineral de rojo sangre, que contiene el mercurio, ya entonces se consideraba una sentencia de muerte.

Aunque el cinabrio en polvo se utilizaba comúnmente como un pigmento de pintura, sus propiedades tóxicas también se utilizó de manera ventajosa. El polvo era espolvoreado en las tumbas de los antiguos gobernantes para conservar sus restos y también se utilizaba en la antigua India para conservar bufandas.

Hoy en día, los científicos saben mucho más que los antiguos acerca del mercurio. Sus viajes incesantes en el medio ambiente han sido rastreados desde sus fuentes naturales e industriales a los sedimentos, y a través de la cadena alimentaria de cómo ha ido creciendo su concentración, pasando de la presa al más grande de los depredadores.

Los peligros de envenenamiento por mercurio han sido ya destacado en varios casos prominentes, como el de Minamata, Japón, donde miles de miembros de la comunidad pesquera local estuvieron debilitados durante décadas debido a las emisiones industriales en las aguas cercanas. El mercurio interfiere con el sistema nervioso central y puede dañar los riñones y los pulmones.

En Estados Unidos, hay advertencias de salud para las poblaciones vulnerables, como los jóvenes y las mujeres embarazadas, advirtiendo contra el consumo de demasiada cantidad de ciertos tipos de pescado, entre ellos los depredadores, como el atún y el pez espada, proocupados de que el mercurio acumulado en la carne de pescado podría ser perjudicial.

Ahora, este nuevo libro con un buen número de colaboradores, y editado por un miembro del personal de Harvard, Michael Bank, hace hincapié en esta historia y explora lo que le ocurre al mercurio cuando se libera en el medio ambiente. El libro describe los peligros del mercurio para la salud pública por una nueva generación de estudiantes e investigadores.

Bank, que es auditor de investigación en la Harvard Medical School (HMS), que también lleva a cabo su propia investigación sobre el tema, ha pasado los últimos tres años desarrollando el proyecto de este libro hasta su finalización. Bajo el título de Mercury in the Environment: Pattern and Process” [Mercurio en el medio ambiente: Patrones y procesos], fue publicado por University of California Press.

Los capítulos del libro cubren una toda una serie de temas relacionados con el mercurio, incluyendo su uso por las antiguas civilizaciones, transporte y destino del mercurio en diferentes tipos de ecosistemas, ciencias atmosféricas, isótopos químicos, toxicología, evaluación de riesgos y salud pública.

"Realmente necesitamos una amplia perspectiva para comprender la magnitud de este importante problema de salud ambiental", subrayó Bank.

Bank recibió su doctorado en la Universidad de Maine, en 2005, y su tesis versaba sobre la biología de los contaminantes y la pérdida de especies, mientras que era asistente de investigación en la Universidad de Harvard Forest, que siguió con una beca postdoctoral de cuatro años en la Escuela de Harvard de Salud Pública sobre el mercurio en los peces del Golfo de México .

Bank reseñó que, si bien Estados Unidos ha hecho importantes avances en el desarrollo de políticas para reducir las emisiones de mercurio, este no es el caso en gran parte del mundo. El mercurio de las lámparas fluorescentes compactas se está convirtiendo en un problema cada vez mayor, debido a su creciente popularidad. La fuente principal global siguen siendo las plantas de energía que queman carbón por todo el mundo, particularmente en Asia, donde el carbón es un combustible importante para las economías de rápido crecimiento. Cuando se quema el carbón, el mercurio que contiene se libera a la atmósfera. Y una vez en la atmósfera, los vientos dominantes lo transportan por todo el mundo.

En 2004, Bank dio una charla sobre este tema en una conferencia, donde algunos miembros del público le instaron a que escribiera un libro al respecto. A partir de ahí, tras su propuesta de conjunto, se alinearon los expertos que escribieron los capítulos del libro, él es co-autor de un capítulo sobre la toxicología del mercurio, editó el volumen, y sirvió de guía a través de un proceso de revisión por pares que examinó los capítulos individuales, así como el libro entero.

El libro echa una mirada en profundidad a las cuestiones de salud pública relacionadas con el mercurio y ofrece vínculos para muchas otras disciplinas científicas, utilizadas para estudiar este generalizado contaminante. Bank resaltó lo importante que era utilizar un enfoque multidisciplinario, centrado en la química y la biología, así como en la salud pública y en las ciencias de la salud del medio ambiente.

Hay mucho que aún se desconoce sobre el mercurio en el medio ambiente, señaló Bank, citando las investigaciones donde descubrieron altos niveles de mercurio en las salamandras de los parques nacionales, y en los pájaros cantores de áreas remotas de alta elevación, probablemente por los insectos que comen, lo que pone de relieve otra forma en la que se mueve este metal a través del medio ambiente. También añadió que desarrollará una segunda edición para proporcionar actualizaciones y mantener al día el volumen.


- Imagen 2) Esperanza de vida, Consejería de Medio Ambiente .

,

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales