Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » » Jugando con la ecología

Referencia: The-Scientist.com ,
Autor: Hayley Dunning, 12 de julio 2012

Un juego de cartas basado en la interacción de las especies cuyo objetivo es lograr que los niños se interesen por las plantas y los animales reales.

En 2002, el conservacionista Andrew Balmford y sus colegas, publicaron un estudio donde se informaba de la desalentadora capacidad de los niños de la escuela para reconocer más criaturas Pokémon que de plantas y animales reales. Mientras que muchos se limitaron a sacudir la cabeza con desaliento, el especialista en divulgación científica, David Ng, de la Universidad de Columbia Británica, decidió hacer algo al respecto, y en 2010 hizo un llamamiento a la sabiduría colectiva de Internet para ayudarle.

"Pusimos una línea, una sola frase que literalmente decía "Los niños saben más acerca de Pokémon que de las plantas y animales en su patio trasero, y nos gustaría hacer algo al respecto", una vez puesto en la web, nos sentamos y esperamos a ver que pasaba", dijo Ng.

El resultado fue un nuevo juego de cartas, basada en los atributos reales de la flora y la fauna. Phylo pide a los jugadores que usen sus cartas de especies para crear cadenas de alimentos y ecosistemas, asegurándose de que los hábitats y los niveles tróficos tengan sentido. Mientras que las combinaciones no siempre logran ese objetivo (por ejemplo, según las reglas básicas del juego, una ballena puede alimentarse en un árbol), los puntos y los movimientos atribuidos a una especie se basan en la realidad, y los fabricantes esperan que la gente aprenda algo. Un conjunto más avanzado de normas también permite a los jugadores poner en evidencia a su oponente si cree que la interacción es imposible en el mundo real.

David Ng está dispuesto a señalar sin embargo que "no es su juego". A pesar de que aún participa activamente en el impulso Phylo hacia nuevas áreas, como la producción de mazos de cartas específicamente para museos, Phylo está en el corazón de un fenómeno a través de multitud de fuentes. Las reglas de estos juegos fueron elaborados por jugadores entusiastas, toda una obra de arte donada, y una serie de personas voluntarias para otros tipos de tareas, como el diseño de un sitio web que permita a la gente en casa poder imprimir sus propias cartas y empezar a jugar.

Si realmente Phylo incrementa la conciencia de los niños y su conocimiento de las criaturas reales y las plantas aún se desconoce, pero Ng piensa que conseguir este juego en las escuelas podría ayudar a responder a esta pregunta. Existe un proyecto en marcha que permitirá a los niños en la escuela crear sus propios mazos de cartas, y Ng espera conseguir que se involucren profesores e investigadores de otras áreas, para ver si Phylo puede trascender de ser un juego divertido a convertirse en un verdadero recurso educativo.

- sitio web Phylo, cartas .

.

,

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales