Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » El mapa histórico ilustrado de Santa Catarina Ixtepeji


Referencia: ScienceDaily.com , 5 de julio de 2012

Un raro documento del siglo 17 que se "perdió" durante casi un siglo, ha resurgido a principios de este año. Estaba justo donde debía haber estado todo el tiempo, en la Biblioteca de la American Geographical Society (AGS), de la Universidad de Wisconsin-Milwaukee (UWM).
Detalle del Códice. En una carta de 1917 a la AGS, el vendedor
ingeniero de minas californiano A. E. Place,  escribió: "Si no fuera
por el hecho de que estoy forjando negocios aquí, después de
haber perdido casi todos mis bienes en México, no vendería el
mapa a ningún precio" (Crédito: Alan Magayne-Roshak).

Pero es una maravilla que el documento, un mapa histórico-pictórico de Santa Catarina Ixtepeji, un pueblo en México, haya sido redescubierto.

El rollo pintado de 7 metros de largo es uno de los pocos documentos pictográficos conocidos que contienen texto en la lengua zapoteca indígena. Había estado en manos de coleccionistas privados desde principios del siglo XX, incluyendo al ingeniero de minas californiano A. E. Place, que lo vendió a la AGS en 1917 por 350 dólares.

Hacia 1978, la colección de AGS se trasladó desde Nueva York a la UWM, donde los archiveros fueron juntando las historias de los más de 1 millón de artículos de la colección progresivamente en los últimos 34 años. Estos contenidos incluyen mapas, globos terráqueos, diarios y otros recuerdos recogidos por miembros exploradores de la sociedad, desde Charles Lindbergh a Teddy Roosevelt.

En 1995, el conservador Christopher Baruth, de la AGSL, se encontró un rollo conteniendo la escritura abandonada y las imágenes. No había ninguna marca que lo vinculara al catálogo de la colección. "Le pregunté sobre ello a alguien en aquel momento", recuerda, "pero esta persona no creía que fuera algo de importancia."

Eso podría haber sido el final de la historia. Baruth se retiró formalmente en 2011, después de 31 años en la AGSL y 16 como conservador. Después de plantear la pregunta a un miembro del personal sobre el rollo, mientras organizaba su oficina, Baruth decidió obtener una segunda opinión.

Llamó a Aims McGuinness, profesora asociada de historia de UWM, quien pudo contarle que el libro estaba escrito en español y en una lengua indígena. Atendiendo a su origen, McGuinness consultó con un especialista en la América latina colonial, y fue al centro de la Universidad de Marquette.

Una comunidad

Laura Matthew, profesora asistente de historia, recuerda que estaba realmente emocionada por ver el "misterioso documento", el cual, dice, narra la historia del liderazgo y la propiedad de la tierra en un pueblo concreto de México. "Continuaba una antigua tradición de los documentos conservados por las casas reales, que estaban pensados ​​para acompañar a una presentación oral, como una especie de ayuda visual."

El documento fue escrito en ambos idiomas, en nativo y en español, ya que posiblemente se utilizó para legitimar la propiedad de la tierra en un proceso burocrático que implicaba a funcionarios españoles. Tiene dos fechas inscritas, 1691 y 1709, que fueron probablemente las fechas en que fue usado, según cree Matthew.

Matthew no es experta en zapoteco, pero sí conoce a quien sabe que lo es. Michel Oudijk, de la Universidad Nacional Autónoma de México, que supo exactamente qué era el rollo nada más mirar las fotos enviadas por correo electrónico, y lo sabía porque lo había estado buscando durante más de una década.

"Aquí es cuando supimos que teníamos algo valioso", señaló Matthew. "Y la suerte jugó su papel, porque él ya había estudiado este tipo de documento e hizo que la identificación fuese más rápida."

Oudijk y su colega, Sebastián van Doesburg, habían descubierto informes académicos de la década de 1960, indicando que dos documentos de Santa Catarina Ixtepeji se habían vendido en el siglo XX. Uno de ellos fue vendido por un funcionario del consulado británico en Oaxaca, llamado Rickards, un mexicano de ascendencia escocesa. Pero la investigación no reveló que el comprador fue el ingeniero de minas Place, o que había terminado en la AGS.

Misterio resuelto

Esa información llegó unos 50 años más tarde, cuando Baruth, de la UWM, consultó el último lote de material del archivo que llegó a Milwaukee desde Nueva York, en 2010. Descubrió una carta de Place, fechada en 1917, indicando el precio que quería para su pieza de antigüedad. Aquello proporcionó la última pieza del rompecabezas de cómo el rollo había encontrado su camino desde México a Milwaukee.

Baruth cree que Place probablemente aseguró el artefacto de Rickards, ya que ambos pertenecían a la comunidad minera en torno a Oaxaca.

En aquella época, Place quiso vender el artefacto, la AGS estaba preocupada por las disputas fronterizas en Europa, cuando la Primera Guerra Mundial llegaba a su fin. Baruth sospecha que esa es la razón de que el documento entrase en la colección con poco notoriedad. Probablemente fue dejado a un lado, sin la suficiente identificación y olvidado.

El descubrimiento y la identificación de esta pieza ilustra el valor del trabajo hecho por los bibliotecarios, archiveros y la comunidad mundial de estudiosos, dice McGuinness.

"Esto es más que una curiosidad", dice, "este documento nos trae al presente algo sobre México que de otro modo no habríamos conocido. Así, la UWM y la Marquette, forman parte de un circuito que crea y difunde información de importancia en todo el mundo."

La colaboración se extendió más allá de lo académico. Jim DeYoung, conservador jefe del Museo de Arte de Milwaukee, informó de que el rollo nunca se volverá a enrollar. Él mismo diseñó y construyó el marco que ahora lo muestra.

Pesar a todo, McGuinness y los alumnos de Matthew fueron testigos al desenrollar el misterio. "Esto ha sido un ejemplo muy valioso para enseñar a los estudiantes acerca del impacto de la investigación", apunta McGuinness. "Mis alumnos han podido ver el conocimiento que se produce y la cooperación entre las instituciones que lo han hecho posible."

.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales