Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » Película: “El Viajante”, la incertidumbre moral de un mundo P = NP

No es frecuente que los thrillers de espionaje dispongan de una revisión por pares, pero la escena inicial es un paso natural hacia ello. “El Viajante”, una película basada en la premisa de que el mayor problema sin resolver de la ciencia de la computación ya ha sido superado.

El Viajante, 2012, vídeo en YouTube .
Cuando comienza la película, Timothy Horton, un matemático nacido en Estados Unidos, actualmente en la Universidad de Cambridge, y tres colegas, están discutiendo si incluir o no un añadido en las aplicaciones prácticas de un informe de su más reciente investigación teórica. Cualquiera podría pensar que esto es un duro debate previo a esas típicas ‘intros’ explosivas de las películas de James Bond, pero el trabajo de los matemáticos tiene el potencial para hacer mucho más daño que toda la carrera del famoso 007.

El problema en cuestión se conoce como P vs NP y se ocupa de los límites fundamentales de la computación. Dicho brevemente, P es la clase de los problemas "fáciles", eso que pueden resolverse mediante un algoritmo en un tiempo razonable (multiplicar dos números, por ejemplo). NP pertenece a esa clase de problemas que son fáciles de comprobar, si damos una respuesta, podemos comprobarla, aunque sea difícil de resolver.

El problema P = NP, todavía sigue sin resolver después de 40 años, pese a una recompensa $ 1.000.000 que responda a la pregunta si estas dos clases son en realidad idénticas. La mayoría de los investigadores creen que no lo son, ya que, según parece, vivimos en un mundo donde algunos problemas son simplemente más difíciles de calcular que otros.

“El Viajante” se lleva a cabo en otro mundo. Horton y sus colegas parten de que han demostrado que P = NP, y esto significa que pueden resolver toda una serie de problemas difíciles del mundo real, desde la secuenciación de genes hasta el problema epónimo del viajante de comercio, tan cruciales para la logística y la programación.

También permite a los matemáticos romper cualquier sistema de criptografía del mundo, por lo que su proyecto de cuatro años de investigación ha sido financiado con un montón de millones de dólares por parte del gobierno de EE.UU. Ahora, un espectro de suaves palabras ha venido a recoger la prueba y a descifrar códigos secretos con un "procesador no-determinista" rápido y capaz, aunque los matemáticos han comenzado a tener sentimientos encontrados acerca de las implicaciones de su trabajo.

En el mundo real, algunos artificios matemáticos advierten de que la prueba de que P = NP no implicaría necesariamente la capacidad de romper la criptografía, pero es la gran premisa que usan los escritores Andy y Timothy Lanzone para explorar el tema de la arrogancia científica. Se trata de una figura retórica muy trillada que tiene que ver con la modificación genética o las bombas atómicas, y las referencias a Los Álamos y a Oppenheimer vienen de un rápido “vendedor viajante”, aunque un tanto discutida en lo que respecta a las matemáticas.

Desafortunadamente, esto significa que la mayor parte de la película consiste en una acalorada discusión entablada entre cinco hombres en una austera y desolada habitación de algún edificio gubernamental anónimo. Además, Horton, nunca llegó a aprenderse los nombres de los personajes. La estética de bajo presupuesto y la apuesta por la ciencia dura es una reminiscencia de la excelente película Primer, pero con un viajante de comercio mucho menos ambicioso. Unos pocos recuerdos rápidos ayudan a romper la película, pero no puedes evitar pensar que la historia en particular estaría mejor servida como película de larga duración.

Aún así, El Viajante se deja ver, especialmente para alguien con cierto interés en las consecuencias matemáticas y no sólo en su contenido. Como explica Horton, en la idea principal de una conferencia, los matemáticos han transformado nuestro mundo, permitiendo los teléfonos móviles, GPS y Facebook, así como los explosivos C4 y el uranio enriquecido. En “Apología de un matemático”, G. H. Hardy, trató de justificar la consecución de las matemáticas puras, afirmaba que parecía poco probable que alguna vez saliera una aplicación bélica de la teoría de números o de la relatividad especial, pero la criptografía y las armas de energía nuclear demostraron que estaba equivocado. Los matemáticos de El Viajante son muy conscientes de lo que su trabajo podrá hacer por el mundo, y verlos discutir cómo manejar las consecuencias ofrece un thriller mucho más cerebral que la mayoría.

El estreno de “El Viajante” [Travelling Salesman] será el 16 de junio a las 16:00 en la Casa Internacional de Filadelfia, 3701 Chestnut Street, Philadelphia, PA 19104. Después de eso la película se proyectará en el circuito de festivales internacionales, incluyendo el New York City International Film Festival a mediados de agosto.


- Referencia: NewScientist.com, 16 mayo 2012, por Jacob Aron
- Imagen: El Viajante, 2012, vídeo en YouTube .

.

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales