Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » Enfermedades antiguas de nuestros ancestros humanos

Ya he escrito antes acerca de las enfermedades antiguas de la edad de hielo, pero esta vez me estoy yendo aún más atrás en el tiempo, a las enfermedades que estuvieron presentes en los primeros homínidos similares a los humanos. Aunque muchas infecciones en humanos sólo se desarrollaron después de los asentamientos humanos y la domesticación animal, los primeros antepasados ​​humanos también estuvieron luchando contra las bacterias y otras desagradables enfermedades. Algunas de estas enfermedades aún nos acompañan hoy día.

Entonces, ¿cómo empezar a explorar la edad de las bacterias, y tratar de descubrir cuándo se desarrolló como especie que infecta a humanos? Una manera de observar la edad y la relación de las cepas es mirando el ADN bacteriano, y examinando la tasa de mutaciones que causan las diferencias muy pequeñas entre las cepas bacterianas (polimorfismo de nucleótido único [SNP] ver imagen lateral). También es posible identificar "pseudogenes" dentro de las bacterias, que son pequeños trozos de ADN viral o de genes bacterianos convertidos en redundantes, debido a un cambio en el estilo de vida bacteriana (por ejemplo, los genes de el estilo de vida extracelular que iniciaron su descomposición y mutación, una vez que las bacterias se volvieron completamente intracelulares). Estos pueden ser datados usando el "reloj molecular", lo que supone una tasa constante de mutación de fondo y puede proporcionar algunas aproximaciones a la edad de los genes.


La enfermedad de la lepra, causada por la micobacteria leprae, ha sido objeto recientemente de este análisis, y planteó algunas cuestiones interesantes acerca de sus orígenes y su propagación. Aunque el primer registro en humanos data de alrededor del año -600 en la India (* ver Nota), la evidencia molecular a que es mucho más antigua, posiblemente originaria de África, durante el Paleolítico. La falta de variación genética entre las cepas de la lepra también indica a un cuello de botella genético en el pasado. Es probable que esto haya sido causado por la baja tasa de infección bacteriana. Pese a la enorme cantidad de estigma social asociada a la lepra no resulta muy infecciosa, y fácilmente podría haberse casi completamente perdida entre las primeras sociedades humanas.

Otras bacterias que han pasado por el análisis genético es la Bordetella pertussis, la bacteria responsable de la tos ferina. Originalmente se pensaba que pasaba a los humanos a través de una especie similar descubierta en los animales domésticos, la evidencia molecular sugiere una vez más, que han existido desde antes que los animales fueran domesticados por primera vez. Por otra parte, podría haber evolucionado a partir de la bacteria B. bronchiseptica que ya estaba presente hace alrededor de 2,5 millones de años, con una preferencia por infectar a los homínidos. Esto hace más claro la pequeña historia de adaptación de una bacteria, adaptándose a los cambios en los homínidos, ya que ellos se hicieron humanos y entonces evolucionaron específicamente para adaptarse a la evolución del nicho humano.

Aunque esta investigación produce algunos resultados interesantes, no debe ser tomada como la última palabra sobre el origen bacteriano, puesto que a veces vienen con algunos resultados cuestionables. Tratando de combinar los resultados del análisis de SNP con la datación del reloj molecular de pseudogenes, se pueden crea algunas paradojas interesantes, como los pseudogenes de M. leprae, que surgió hace más de 9 millones de años, hay que tener en cuenta que los humanos modernos existimos desde hace sólo aproximadamente 250.000 años. Una cosa está clara, que no de todas las enfermedades se puede culpar a las ciudades y a la domesticación de animales, y que algunas bacterias ya infectaron a los humanos tiempo atrás, cuando el Homo sapiens era todavía una especie nueva. En un análisis más profundo de secuenciación del genoma, y de seguir trabajando en la actualización de los pseudogenes, podrían darnos una visión fascinante sobre la evolución de las enfermedades humanas en la época de nuestros primeros ancestros.


- Referencia: ScientificAmerican.com, 12 mayo 2012, por SE Gould
- Autora: Es bioquímica con un gran amor por la microbiología, le encanta explorar, leyendo y escribiendo sobre las bacterias.
- * Nota: En los comentarios, el usuario GRSchug, hace una corrección: la primera evidencia de un esqueleto con lepra existe en la India, alrededor del año -2000 . Cita PLoS One .
- Imagen 1) A SNP es un cambio de nucleotide en una base par simple ubicada en el ADN. Creado con Inkscape v0.45.1. Autor, David Hall (Gringer).
- Imagen 2)  Una imagen de las colonias de B. pertussis que crecen en agar suplementado con carbón (proveído de carbono adicional), por Nathan Lectura, en Flickr.
- Ref 1: Trueba G, & Dunthorn M (2012). Many neglected tropical diseases may have originated in the Paleolithic or before: new insights from genetics. PLoS neglected tropical diseases, 6 (3) PMID: 22479653 .
- Ref 2: (2009). Comparative genomic and phylogeographic analysis of Mycobacterium leprae Nature Genetics, 41 (12), 1282-1289 DOI: 10.1038/ng.477 ,
- Ref 3: Diavatopoulos DA, Cummings CA, Schouls LM, Brinig MM, Relman DA, & Mooi FR (2005). Bordetella pertussis, the causative agent of whooping cough, evolved from a distinct, human-associated lineage of B. bronchiseptica. PLoS pathogens, 1 (4) PMID: 16389302 .

.

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales