Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » La hormona estrógeno revela su capacidad de protección tras una lesión cerebral traumática

Con más de 1,7 millones de personas que padecen una lesión cerebral traumática cada año, la necesidad de identificar los procesos para limitar la inflamación y el daño consiguiente es crucial.

Aproximadamente 275.000 personas son hospitalizadas cada año con una lesión cerebral traumática, dejando a unos 85.000 con discapacidades a largo plazo, y llevándose la vida de más de 50.000. Más de 5 millones de personas viven con tales discapacidades causadas por lesiones cerebrales traumáticas, a menudo causadas por accidentes automovilísticos y caídas. Los costos directos e indirectos ascienden a más de 75 mil millones de dólares.

El Dr. Joshua Gatson, profesor adjunto de Cirugía de la Universidad de Texas, en el Southwestern Medical Center de Dallas, investiga los biomarcadores y nuevas terapias dirigidas a la lesión cerebral traumática. Su trabajo previo ha demostrado que la estrona, una de los tres tipos de estrógeno que se dan de modo natural en el cuerpo, ha mostrado cierta promesa a la hora de reducir la inflamación y la muerte celular en el cerebro. Y su último estudio, es el primero en demostrar que la estrona ofrece estas capacidades anti-inflamatorias y antioxidatorias después de una lesión cerebral traumática. Asimismo, es el primero en revelar los mecanismos celulares que intervienen. Sus hallazgos fueron presentados el 22 de abril 2012 en Experimental Biology 2012 en San Diego, CA.

El estudio, llevado a cabo con ratas macho, comparó 0,5 mg de estrona con un placebo, ambos administrados 30 minutos después de la lesión. Se demostró que la estrona estaba involucrada en la promoción del factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF), que promueve la supervivencia celular. "El BDNF, es uno de los principales factores de crecimiento que regulan la reparación de la lesión, incrementado su efecto tras el tratamiento con estrona después de dicha lesión cerebral", señaló Gatson, que administra las inyecciones dentro de los 30 minutos de la lesión. "Así que si administramos este medicamento poco después de la lesión, tratamos con ello de aumentar los mecanismos de reparación."

La mayoría de las investigacióones al respecto se han centrado más bien en el estradiol, uno de los otros dos tipos de hormonas de estrógeno, decía el Dr. Gatson, por lo que este hallazgo indica un nuevo camino para estudio futuros.


- Referencia: ScienceDaily.com, 22 de abril 2012
- Fuente: Newswise.com .

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales