Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Hablar con uno mismo tiene beneficios cognitivos, no significa que uno esté loco

La mayoría de la gente hablan consigo mismos al menos cada pocos días, y muchos dicen que lo hacen en un cierto horario. ¿Qué propósito tiene este comportamiento aparentemente irracional? En investigaciones anteriores se ha sugerido que este discurso auto-dirigido de los niños puede ayudar a guiar su comportamiento. Por ejemplo, los niños a menudo hablan consigo mismos sobre el  paso a paso de cómo amarrarse los zapatos, como si al recordárselo a sí mismos se centraran más en esa tarea manual.

"Una de las ventajas de hablar con uno mismo es que al menos sabemos quién nos está escuchando", dijo en una ocasión Franklin P. Jones.

Pero, el hablarse a sí mismo ¿puede también ayudar a los adultos?

En un reciente estudio, publicado en Quarterly Journal of Experimental Psychology, los psicólogos Gary Lupyan (Universidad de Wisconsin-Madison) y Daniel Swingley (Universidad de Pennsylvania), llevaron a cabo una serie de experimentos para descubrir si hablar con uno mismo puede ayudar en la búsqueda de objetos particulares. Los estudios se inspiraron en las observaciones que la gente suele murmurarse a sí mismos  audiblemente cuando intenta encontrar algo, por ejemplo, un tarro de mantequilla en un estante del supermercado, o lo quiere encontrar en su nevera.

En un primer experimento, a los participantes se les mostró 20 imágenes de varios objetos y debían encontrar una en particular. En algunos ensayos, los participantes veían una etiqueta de texto que decía en qué objetos deberían buscar ("Por favor, busca en la tetera"). En otros ensayos, a los mismos sujetos se les pidió que buscaran de nuevo mientras se repetían la palabra a sí mismos. Descubrieron que el hablar con ellos mismos les ayudaba a encontrar los objetos más rápidamente.

En un experimento de seguimiento, los participantes realizaron una tarea de la compra virtual, en la que vieron fotografías de cosas que se encuentran comúnmente en los supermercados, y se les pidió encontrarlas lo antes posible, en cualquier instancia dicho elemento. Por ejemplo, a los participantes se le pediría encontrar todas las bolsas de manzanas, o todas los refrescos de cola light. Aquí, también, hubo una ventaja al hablarse a sí mismos el nombre del objeto. Por ejemplo, repetir "Cola" durante la búsqueda de ídem, mientras que decir "Speed ​​Stick" en la búsqueda de Speed ​​Stick Deodorant ralentizó a la gente.

La próxima vez que pierdas tus llaves, es posible que murmurándote "llaves" a tí mismo durante la búsqueda, puedas dejar a un lado esos extraños sitios donde buscarlas ....


- Referencia: ScienceDaily.com, 17 de abril 2012
- Título original: “It Doesn’t Mean You’re Crazy – Talking to Yourself Has Cognitive Benefits, Study Finds”
- Fuente: - Taylor & Francis, via AlphaGalileo.
- Diario: Gary Lupyan, Daniel Swingley. Self-directed speech affects visual search performance. The Quarterly Journal of Experimental Psychology, 2011; : 1 DOI: 10.1080/17470218.2011.647039 .

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales