Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » El lago Vostok de la Antártida podría contener vida extrema


Muy por debajo de la superficie de la capa de hielo de la Antártida oriental existe un mar de agua que abarca 257 kilómetros de largo por 48 km. de ancho, conocido como el lago Vostok.

Justo encima de él, por lo que tomó su nombre, está estación de investigación Vostok, construida por la antigua Unión Soviética en 1957 y ahora mantenida operativa por Rusia. Incluso para los estándares de la Antártida, resulta un lugar brutal, con el dudoso honor de poseer el récord de temperatura más baja medida en cualquier parte del planeta, la friolera de -89 grados Celsius.

Durante los últimos 23 años, con una pausa entre 1998 y 2004, se ha ido perforando un agujero hacia abajo desde esta ubicación en las antiguas capas de hielo. Los indicios de que podría haber una vasta masa de agua en el subsuelo aumentaron en los años de 1950 y 1960. Un georradar terrestre  confirmó más tarde estas sugerencias, y el Lago Vostok, con sus 5.419 km. cúbicos de agua líquida, se desveló a unos dos kilómetros y medio por debajo del hielo.

Pronto quedó claro que se trataba de un entorno sellado de la superficie de la tierra, y aunque el agua del lago haya podido ir cambiando lentamente por las dinámica del hielo profundo de la Antártida, este proceso bien podría haber llevado más de 10.000 años. También es posible que el sellado hidrostático haya mantenido el lago realmente aislado durante millones de años.

Desprovisto de luz, pero probablemente repleto y sobresaturado de oxígeno y otros gases, se especula que Vostok haya sido durante mucho tiempo un hábitat potencial para ecosistemas únicos de vida de microbios extremófilos (y quién sabe qué más). A pesar de los riesgos evidentes de contaminación de lo que puede ser un ambiente prístino y frágil, los científicos rusos, ocho años después, quieren reanudar la perforación en la parte superior del lago. El agua a presión subida desde el lago a través del pozo se congela, formando un tapón. Cuando los científicos vuelvan este otoño, tendrán que deshacer el tapón y verificar si hay signos de vida.

Es una aventura tan excitante como preocupante, al pensar que hayamos metido la pata en otro ecosistema irreemplazable. Si tenemos suerte, lo que podamos aprender sobre el mundo perdido del lago Vostok podría dar un impulso científico para el estudio de los increíbles océanos que existen bajo la superficie de otras planetas de nuestro sistema solar, p.ej. en Europa de Júpiter, Ganímedes, y los misteriosos géiseres de Encelado. Es posible que lo que está sucediendo en la estación de Vostok hoy día, sea el comienzo de un próximo capítulo en la búsqueda de vida en el universo.


- Referencia: ScienticAmerican.com, 1 abril 2012, por Caleb A. Scharf
- Título original: “Antarctica's Lake Vostok May Hold Extreme Life”
publicado en prensa como "Cold Call".
- Imagen: Localización Lago Vostock, de Wikipedia

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales