Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » Perspectivas de la evolución de la enfermedad cardíaca, la diabetes y el cáncer

Este artículo fue publicado en la American Journal of Clinical Nutrition 2005 Feb; 81 (2) :341-54

» Título del estudio: Orígenes y evolución de la dieta occidental: Consecuencias para la salud en el siglo XXI (Origins and evolution of the Western diet: health implications for the 21st century).
» Autores: Cordain L, Eaton SB, Sebastian A, Mann N, Lindeberg S, Watkins BA, O'Keefe JH, Brand-Miller J.
» Lugar: Department of Health and Exercise Science, Colorado State University, Fort Collins, CO 80523, USA.

Este estudio puede consultarse en NCBI.gov-PubMed . (http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15699220)

En esta revisión, el profesor Cordain señala que los humanos están genéticamente adaptados a una dieta de sus ancestros. Los grandes cambios que se han producido en la dieta, debido al desarrollo de la agricultura, en los últimos 10.000 años, han ocurrido con demasiada rapidez para que los humanos se adapten genéticamente. Esto, combinado con las modernas tendencias nutricionales han dado lugar a la aparición de las enfermedades propias de nuestra civilización, tales como diabetes, la enfermedad cardiaca y el cáncer.

En Estados Unidos, 11 millones de personas tienen diabetes, 64 millones de personas sufren de enfermedades cardiovasculares y el cáncer es el responsable del 25% de todas las muertes.

El profesor Cordain investiga las dietas del hombre anterior a la agricutura y del hombre moderno y los efectos de estas dietas en la salud.

Tipos de alimentos en las dietas pre-agrícolas y las dietas modernas.

(1) Antes de la agricultura nuestra dieta consistía en alimentos de animales mimimamente procesados y de plantas.

(2) El 72% de los alimentos consumidos diariamente en la actualidad, como cereales, azúcares refinados y los aceites vegetales, no se consumían en la época pre-agrícola.

(3) El consumo anual de azúcar era de 6,8 kg en 1815, aumentó a 54,5 kg en 1970. Desde 1970 el consumo de azúcar se ha incrementado en un 24% .

(4) El consumo de fructosa (principalmente por el jarabe de maíz de alto contenido en fructosa), se ha incrementado en un 25% desde 1970.

(5) Desde 1909 el consumo de aceite vegetal se ha incrementado en un 130% y el consumo de margarina se ha incrementado en un 410% .

¿Cuáles son los efectos sobre la salud de la dieta moderna?

(A) El consumo de cereales refinados y azúcares causan un agudo aumento de los niveles de glucosa en sangre y de insulina, lo que conduce a la resistencia a la insulina y al síndrome metabólico, que es un precursor de la enfermedad cardíaca y la diabetes.

(B) Un alto consumo de fructosa se ha demostrado que induce la resistencia a la insulina.

(C) El 39% de la dieta típica de EE.UU. se compone de jarabe de maíz de alto contenido en fructosa, azúcares y cereales refinados (alimentos que no eran consumidos por la mayoría de la gente hace tan sólo unos 200 años).

Estos alimentos promueven la resistencia a la insulina (I) Los niveles altos de glucosa en sangre. (II) Los niveles altos de insulina. (III) Y niveles elevados de lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL), colesterol.

(D) Una elevada proporción del consumo de grasas omega-6, en comparación con grasas omega-3, están implicados en las enfermedades crónicas como la diabetes, la enfermedad cardiaca y el cáncer. La proporción de ácidos grasos omega-6 y omega-3 se estima en alrededor del 2,5:1 en la dieta pre-agrícola. Los aceites vegetales y la margarina son altos en omega-6 y bajos en omega-3, de esta forma, con el aumento masivo del consumo de aceites vegetales y la margarina en la dieta moderna, la relación aumenta su descompensación en alrededor de 10:1 .

(E) En la era pre-agrícola, el consumo de hidratos de carbono pudo haber sido tan bajo como del 22% de la dieta, mientras que la dieta moderna contiene alrededor del 60% de hidratos de carbono. Los estudios realizados en pacientes con diabetes tipo II han demostrado que, con dietas bajas en carbohidratos disminuye el riesgo de diabetes y de enfermedad cardiaca, al reducir los niveles de triglicéridos y lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL), y aumentar los niveles de la lipoproteína de alta densidad (HDL).

(F) Los niveles altos de homocisteína están vinculados a un aumento de las enfermedades del corazón y diabetes. Las poblaciones que comen más carne tienen menores niveles de homocisteína que las que no comen carne.

(G) El 36% de la dieta típica en EE.UU. se compone de azúcares refinados y aceites vegetales, que están prácticamente desprovistas de vitaminas y minerales. Debido al alto consumo de estos productos en la dieta moderna, la gente ahora suele ser deficiente en muchas vitaminas y minerales, como el zinc, calcio, magnesio, vitamina B12 y vitamina A. Las deficiencias en vitaminas y minerales están implicadas en muchas de las enfermedades crónicas como la diabetes, la enfermedad cardiaca y el cáncer.

La revisión por el profesor Cordain, muestra que el cambio de la dieta desde el advenimiento de la agricultura y la introducción de alimentos modernos como los cereales, cereales refinados, azúcares, aceites vegetales y la margarina, pueden producir los factores que subyacen a la exacerbación de todas estas enfermedades crónicas anteriormente descritas. Nuestra composición genética aún está enraizada en la era pre-agrícola y no se ha adaptado a los nuevos alimentos de las dietas modernas.


Referencia: Healthy Diets andScience, blog, 18 Marzo 2012, por David Evans
- Dr. Loren Cordain, Wikipedia.
- Imagen: Síndrome metabólico, Wikipedia .

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales