Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Paleontólogos descubren el organismo más antiguo con esqueleto

Los paleontólogos han descubierto el organismo más antiguo con esqueleto en Australia.

La criatura se llama Coronacollina acula, y se estima su edad en unos 550 a 560 millones de años. Los paleontólogos estiman que este animal es del período Ediacárico, antes de la diversificación de los organismos en el período Cámbrico.

Los resultados del estudio se publicaron en Geología, el 14 de febrero. Este importante hallazgo podría ser clave para diversas preguntas sobre la vida primitiva, la evolución y la extinción. Además, los científicos serán capaces de utilizar este hallazgo como una forma de reconocer mejor la tierra en otros planetas del universo.


Denominado así por las colinas de Ediacara, al sur de Australia, el período Ediacárico comenzó hace 630 a 542 millones de años. El Período Cámbrico, periodo caracterizado por una rápida diversificación de los organismos, comenzó hace 542 a 488 millones de años. "Hasta el Cámbrico, se entendía que los animales eran de cuerpo blando y no tenía partes duras", señalaba Mary Droser, profesora de geología en la Universidad de California, en Riverside, cuyo equipo hizo el descubrimiento en el sur de Australia. "Pero ahora tenemos un organismo cuyas partes descubiertas del esqueleto de su cuerpo de antes del Cámbrico. Por tanto, es el animal más antiguo, con partes duras, y un buen número de ellas que habrían sido los soportes estructurales, esencialmente de sostenimiento. Esto fue una innovación importante para los animales."

Los paleontólogos estiman que la Coronacollina acula es del Período Cámbrico, debido a su forma. Al igual que otras esponjas de esa era, la reconstrucción de la Coronacollina acula posee tres puntos en sus bordes en un hueco central y cuatro espículas que se ramifican desde el cono central del borde. Tal como se ve en los fósiles, la Coronacollina acula tiene una depresión que mide desde unos pocos milímetros a 2 centímetros de profundidad. Sin embargo, el efecto de la gravedad y el tiempo sobre estas rocas podrían haber comprimido el fósil. Por tanto, esta antigua criatura podría haber tenido una altura de 3 a 5 centímetros.

Los investigadores creen que esta esponja vivió abundantemente en el fondo marino. Dado que no era capaz de movimiento su reprodución es todavía desconocida.

Su hallazgo resulta emocionante para los científicos, ya que sugiere que tal vez los períodos Ediacárico y Cámbrico no fueron tan diferentes ni distantes como se pensaba originalmente.

"Así pues, proporciona un vínculo entre dos intervalos de tiempo", señaló Droser. "Lo llamamos "precursor de la morfología constructiva del Cámbrico", que es como decir que es un precursor de los organismos se ven en el Cámbrico. Esto es emocionante porque es la primera aparición de una de las más grandes novedades de la evolución animal ".

La presencia del esqueleto de una criatura es generalmente la señal de la existencia de un mecanismo de defensa contra los depredadores. Aunque este no parece ser así, dice Droser. "... la Coronacollina acula utilizaba su esqueleto sólo como soporte, puesto que no había depredadores en el período Ediacara".

La investigación para este proyecto comenzó como una tesis en el laboratorio de Droser. Erica Clites, técnica en ciencias físicas en el Glen National Recreation Area en el Servicio de Parques Nacionales, se unió más tarde al equipo de investigación.

"Cada aspecto de la reconstrucción del organismo tuvo que ser respaldado por las estadísticas de soporte", explicó Clites, quien se graduó de la UCR en 2009, y es el primer autor del artículo de investigación. "A través de cuidadosas mediciones y detalladas descripciones, los hoyos y salientes de la roca se fueron revelando como este animal tipo esponja."


- Referencia: RedOrbit.com, 10 de marzo 2012
- Imagen 1: Una reconstrucción de cómo Coronacollina habría aparecido en la vida. Crédito: Daniel Garson del Droser laboratorio, la Universidad de California Riverside.
- Imagen 2: Los mejores ejemplares Coronacollina que muestran el cuerpo principal con espículas articulados. Las muestras proceden de las localidades diferentes. Las flechas indican el cuerpo principal de Coronacollina. Las barras blancas/negras indican 1 cm. A, C, D y E son las imágenes de las impresiones fósiles en la roca. B y F son moldes de látex que muestra cómo serían los fósiles en vida. Crédito: Droser laboratorio, Universidad de California,en Riverside.
- Fuentes: Geology Abstract | University of California, Riverside .

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales