Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » La mente errante revela los procesos mentales y las prioridades

La cuestión es que usted va a estar leyendo este artículo y pensando a su vez en otra cosa. De hecho, los estudios han encontrado que nuestras mentes están vagando la mitad del tiempo, a la deriva de unos pensamientos no relacionados con lo que estamos haciendo, ¿apagué la luz? ¿Qué debo comer para la cena?

Un nuevo estudio de investigación de los procesos mentales que subyacen a una mente errante, informan del papel que ejerce la memoria de trabajo, una suerte de espacio de trabajo mental que le permite hacer malabarismos con los pensamientos de forma simultánea.

Imaginemos viendo al vecino llegar a su casa un día y programando una cita para almorzar. A su manera lo apunta en su calendario, se detiene para cerrar el grifo gotea, alimenta al gato de paso, y añade la leche a su lista de compras. La capacidad que le permite conservar la información del almuerzo a través de esas tareas no relacionadas es la memoria de trabajo.

El nuevo estudio fue publicado el 14 de marzo en la revista Psychological Science por Daniel Levinson y Richard Davidson, de la Universidad de Wisconsin-Madison, y Jonathan Smallwood, del Instituto Max Planck de neurociencias, done se informa que la capacidad de la memoria de trabajo de una persona está relacionada con la tendencia de su mente a vagar durante una acción rutinaria. El autor principal, Levinson, junto con Davidson, es profesor de psicología y psiquiatría, en el Centro de Investigación de Mentes Saludables, del Centro Waisman de la UW-Madison .

Los investigadores pidieron a los voluntarios para llevaran a cabo una de dos tareas simples, ya sea presionar un botón en respuesta a la aparición de una letra determinada en una pantalla, o simplemente palmear con cada respiración, de esta forma compararon la propensión de la gente frente a la deriva.

"Intencionalmente, hacemos tareas que nunca utilizarán toda nuestra atención", explica Smallwood, "así pues, nos preguntamos, ¿en qué utilizan la gente sus recursos desocupados?"

A lo largo de las tareas, los investigadores revisaron de forma periódica a los participantes, preguntándoles si sus mentes estaban en la tarea o errantes. Finalmente, midieron en cada participante la capacidad de memoria de trabajo y anotaron su capacidad de recordar una serie de letras que se les había intercalado junto con unas preguntas de matemáticas sencillas.

En ambas tareas, existía una clara correlación. "Los sujetos con mayor capacidad de memoria de trabajo reportaron una mente más errabunda durante estas tareas simples", aclara Levinson, aunque su rendimiento en la prueba no se vió comprometido.

El resultado muestra una primera correlación positiva entre la memoria de trabajo y de la mente errante, y sugiere que la memoria de trabajo permite realmente los pensamientos fuera del tema.

"Lo que este estudio parece sugerir es que, cuando las circunstancias de la tarea no son muy difíciles, las personas que tienen recursos adicionales de memoria de trabajo puedan desplegarlos para pensar en otras cosas, aparte de lo que están haciendo", explica Smallwood.

Curiosamente, cuando se les dio una tarea comparativamente simple, pero lleno de distractores sensoriales (por ejemplo, muchas otras letras de similares), el vínculo entre la memoria de trabajo y la mente errante desapareció.

"El prestar toda la atención en una experiencia perceptiva, nos equipara a todos, como si se cortara de raíz el vagabundeo de la mente", dice Levinson.

Capacidad de memoria de trabajo ha estado siempre relacionada con las medidas generales de inteligencia, como la comprensión de la lectura y la puntuación de CI. En el presente estudio se destaca lo importante que resulta en las situaciones cotidianas, y ofrece una ventana a una ubicuidad (no muy bien entendida) en los dominios internos que impulsan los pensamientos.

"Nuestros resultados sugieren que, las planificaciones que hace la gente tan a menudo en la vida diaria, cuando van en el autobús, cuando marchan en bicicleta al trabajo, estando en la ducha, probablemente se apoyan en la memoria de trabajo", dice Smallwood. "Sus cerebros están tratando de asignar recursos a problemas más acuciantes".

Básicamente, la memoria de trabajo puede ayudarnos a mantener la concentración, pero si la mente comienza a vagar, no se dirigen bien esos recursos y se puede perder de vista el objetivo. Muchas personas han tenido la experiencia de llegar a casa sin conservar ningún recuerdo de su viaje para llegar ahí, o de repente darse cuenta, que han pasado varias páginas de un libro sin comprender nada de lo que había leído.

"Es como si su atención estuviera tan absorta en la mente errante que no le dejara espacio para recordar su objetivo de lectura", señala Levinson.

Cuando la mente vagabundea puede ser una indicación de que se están realizando una serie de prioridades subyacentes en nuestra memoria de trabajo, seamos o no conscientes de ello. Pero eso no significa que las personas con alta capacidad de memoria de trabajo estén condenadas a una mente divagante. La conclusión es que la memoria de trabajo es un recurso, y eso dice todo acerca de cómo lo utilizas. "Si tu prioridad es mantener tu atención en la tarea, también puede usar la memoria de trabajo para hacer eso."

Levinson estudia ahora cómo el entrenamiento atencional [attentional training] aumenta la memoria de trabajo que afectará a los pensamientos errantes, y ayudará a entender mejor las conexiones y cómo la gente puede controlarlo. "La mente errante no es libre, sino que toma recursos", dice. "Tienes la oportunidad de decidir cómo deseas utilizar tus recursos."

Es trabajo fue apoyado por el Instituto Fetzer, los Institutos Nacionales de Salud y la Fundación Roke.


- Artículo de referencia: ScienceDaily.com, 15 de marzo de 2012
- Fuentes: University of Wisconsin-Madison, via Newswise. Artículo original escrito por Jill Sakai.
- Journal de Referencia: D. B. Levinson, J. Smallwood, R. J. Davidson. The Persistence of Thought: Evidence for a Role of Working Memory in the Maintenance of Task-Unrelated Thinking. Psychological Science, 2012; DOI: 10.1177/0956797611431465.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales