Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » Apuntes para explicar la masa y la gravedad eléctricamente

Ya hemos hecho alusión en otro artículo a la forma en que se evidencia la inercia de un cuerpo, en otras palabras, que su resistencia a los cambios en su estado de movimiento, pueden tener una explicación eléctrica. Si empujamos, por ejemplo, una taza vacía sobre una mesa muy resbaladiza, podríamos (si tuviéramos el equipo), examinar el área donde la mano empuja que, al parecer está en contacto con la superficie de la taza, a través de un microscopio de potencia variable.

A medida que aumenta la potencia del microscopio, encontraríamos que, en algún punto del incremento, la superficie de la mano y la de la taza se descompondrían en sus moléculas constituyentes, y el observador vería con claridad que las moléculas de la mano no "tocan", de hecho, las moléculas de la taza, en tanto se establece una fuerza de repulsión entre ambos que son las que actúan para enviar la taza a deslizarse por su camino. Dado que tanto unas moléculas como otras poseen electrones que componen la parte externa de sus moléculas respectivas, y dado que estos electrones tienen carga negativa, parece razonable suponer que la fuerza entre la mano y la taza (que estamos acostumbrados a pensar como algo mecánico de la naturaleza), sea debido en realidad a una repulsión eléctrica entre las moléculas respectivas, quizás originada por sus electrones (negativo), al estar más próximos entre sí que a sus respectivos núcleos (positivo).
Al mirar la naturaleza eléctrica de la inercia y de la masa, podemos encontrar que este concepto necesita de un ajuste, pero por ahora, lo importante es que la naturaleza básica de estas fuerzas parece ser eléctrica. Si cogemos un taza grande de un material de la misma consistencia, es más difícil de configurar su deslizamiento a lo largo de la mesa deslizante que una taza más pequeña, esto significa que se establece una fuerza de repulsión eléctrica mayor entre las moléculas de la mano y las moléculas de la taza más grande, para que ésta pueda moverse en la misma manera que la taza más pequeña. En física se dice que la "inercia" de la taza más grande es mayor que la inercia de la taza más pequeña, y utilizamos para la "inercia", el nombre de "masa".

Ahora vamos a utilizar las mismas dos tazas, trepamos a un árbol alto y las dejamos caer las dos desde misma rama hasta el suelo. Newton descubrió en unos experimentos equivalentes, como lo hacemos con las tazas, que no tienen la misma inercia, o masa, pero se mueven de la misma forma. (Hay un pequeño error en el hecho de que si una taza es de mayor tamaño que la otra, el aire empujará hacia arriba la taza más grande un poco más que a la más pequeña, pero ignorémoslo por ahora. Podemos refinar el experimento utilizando dos tazas del mismo tamaño pero de diferentes materiales.)

Ambas tazas alcanzarán el suelo al mismo tiempo. Sometidas a la gravedad de la tierra, la inercia (o la masa) de las tazas hace que no haya diferencia alguna en la forma en que se mueven. Esto significa, simplemente, que cualquiera que sea la gravedad, el tirón o empuje hacia abajo sobre la taza más grande tendrá más fuerza, que la gravedad sobre la taza más pequeña. Tomamos nota de la similitud de ambos experimentos: cuando empujábamos las tazas sobre la mesa deslizante con nuestra mano, tuvimos que ejercer una fuerza mayor sobre la taza "más grande" para hacer que se moviera de la misma manera que la taza más pequeña, que se trasladaba con menor fuerza.

Y si proponemos que la fuerza entre la mano y la taza es eléctrica por naturaleza, tendremos que esperar a descubrir que la fuerza que proporciona la gravedad también es eléctrica en su naturaleza. Sin embargo, para quienes están familiarizados con la electrostática sería correcto señalar que la fuerza gravitatoria no puede ser electrostática, debido a que los cuerpos interesados, los tazas de nuestro ejemplo, no son objetos cargados eléctricamente.

Ralph Sansbury ha propuesto un posible modelo de las partículas fundamentales (electrones, protones y neutrones) de la materia ordinaria, y Wal Thornhill, del equipo de Universo Eléctrico, se refiere a este modelo como la clave para entender la fuerza de gravedad eléctricamente. Sansbury propone que las partículas fundamentales son sistemas de resonancia de órbita de las partículas eléctricas más pequeñas, incluso de polaridad opuesta, que se suman a la carga de esa partícula. Sansbury se refería a las cargas eléctricas más pequeñas como "subtrons".

Tomemos, por ejemplo, un electrón. Un electrón posee una carga negativa. Según el modelo de Sansbury, el electrón no solamente es una sola partícula cargada, sino la sumatoria de una serie de partículas eléctricas en órbita más pequeñas, algunas de las cuales son positivas y otras negativas. En el electrón, los subtrons negativos deben superar a los subtrons positivos, dado que la sumatoria es negativa. Es importante observar que cada sistema orbital de subtrons que constituye la partícula fundamental es un sistema resonante. Los subtrons se comportan, por así decirlo, de una manera ordenada y en sintonía unos con otros, de modo que se mantenga una entidad coherente, el electrón, neutrón o protón. (Esto implica que la transferencia de energía entre los subtrons en sus órbitas debe ser casi instantánea, igual que la acción gravitatoria en el sistema solar tiene devastadoras consecuencias para la Teoría de la Relatividad Especial).

El modelo eléctrico de la masa y la gravedad, difiere del modelo newtoniano de esta forma: en el modelo newtoniano, la masa de las partículas de cualquier objeto es la que genera (aunque sin explicación) el campo gravitatorio. En el nuevo paradigma eléctrico de la masa, sin embargo, la cantidad de masa es una medida de la facilidad con que un campo eléctrico distorsiona las partículas fundamentales que lo componen, en formas dipolares, porque cuanto más dipolares son las partículas que comprenden un cuerpo, mayor será la respuesta que aparezca entre ese cuerpo y el campo que  presenta.

Los neutrones y protones difieren de los electrones, por tanto, no sólo por la sumatoria de cargas de subtrones, sino también en que sus subtrons resonantes están distorsionados mucho más fácilmente dentro de una configuración dipolar, como es el caso de los electrones. Estamos acostumbrados a decir que los neutrones y protones tienen "más masa" que los electrones. Así se cree, pero ahora tenemos más idea de lo que se entiende en esa declaración.

Si los lectores encuentran esto difícil de asimilar, es debido a la falta de familiaridad con los conceptos que se presentan y no a causa de cualquier complejidad inherente. Este artículo se beneficiará, seguramente, de una segunda lectura, y también de volver a leer otros artículos en este sentido.

Este y otros artículos de esta serie han sido publicados por Cayman Net News.


- Referencia: ThunderBolts.info, 3 de marzo 2012 por Nicholas Sykes
- Ralph Sansbury's Model .
- Imagen: Representación de un átomo de helio. Wikipedia.

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales