Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » » Una mirada al entrelazamiento cuántico


El entrelazamiento cuántico es un pilar de la física moderna, sobre lo que vale la pena reflexionar acerca de cuánto tiempo  tardó en emerger. Lo que empezó como una visión perspicaz, aunque vaga, por Albert Einstein, languideció durante décadas hasta convertirse en una rama de la física experimental y, paulatinamente, de la tecnología moderna.

Dos memorables frases de Einstein capturan perfectamente la rareza de la mecánica cuántica. "No puedo creer que Dios juegue a los dados con el universo", con la que expresaba su incredulidad de que la aleatoridad de la física cuántica era tan genuina como impermeable a cualquier explicación causal. La "Acción fantasmal a distancia", es la otra, que hace referencia al hecho de que la física cuántica parece permitir influencias que viajan más rápido que la velocidad de la luz. Esto inquietaba a Einstein, cuya teoría de la relatividad prohíbe cualquier tipo de propagación superluminal.

Estos argumentos eran cualitativos y se dirigían a la visión del mundo ofrecida por la teoría cuántica, en lugar de su poder de predicción. A Niels Bohr se le ve comúnmente como el santo patrón de la física cuántica, defendiéndose de los repetidos ataques de Einstein. Suele quedar como el último ganador en esta batalla de ingenios. Sin embargo, la escritura de Bohr era terriblemente oscura. Él fue conocido por decir "nunca te expresarás con más claridad de lo que eres capaz de pensar", un lema que hizo muy suyo. Sus argumentos, como los de Einstein, fueron cualitativos, rozando las razones  filosóficas. La discusión de Einstein-Bohr, aunque de importancia histórica, no podía resolverse experimentalmente, y como ya sabemos, el experimento es el juicio final para validar las ideas teóricas de la física. Durante décadas, el fenómeno fue, simplemente, ignorado.

Todo eso cambió con John Bell. En 1964, él ya entiendió cómo convertir las llamadas sobre el “ juego de dados" y la "acción fantasmal a distancia" en una simple desigualdad de apasionantes mediciones sobre dos partículas. La desigualdad se satisfacía en un mundo donde Dios no jugada a los dados ni había ninguna acción fantasmal. La desigualdad se infringe si el destino de las dos partículas están entrelazadas, por lo que si medimos una propiedad de una de ellos, inmediatamente conocemos de la misma propiedad de la otra, sin importar lo lejos que estén una de otra. Este estado en el que las partículas se comportan como hermanos gemelos se dice que está entrelazado, un término introducido por Erwin Schrödinger.

Incluso el trabajo de Bell tardó años en ser reconocido. Su desigualdades fueron probadas por primera vez por Stuart Freedman y John Clauser, utilizando pares de fotones entrelazados, en 1972. Los tests más extensos de Alain Aspect y su equipo, una década más tarde, pusieron a descansar las persistentes dudas de que esto podría ser un efecto artificial.

Paulatinamente, los físicos han ido demostrando que el entrelazamiento cuántico no sólo era extraño, sino también útil. Era un recurso para los protocolos de procesamiento de información, como la teleportación, la densa codificación y la computación cuántica. Bell, por desgracia, no vivió lo suficiente para presenciar la reciente explosión de interés por el entrelazamiento.

El mundo de las pequeñas partículas, sin duda extraño, resulta emocionante para los físicos, y esta rareza también comienza a extenderse por el mundo cotidiano de las cosas grandes. La revolución cuántica no ha hecho más que empezar.



,

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales