Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » El misterio de las auroras

Esas misteriosas partículas energéticas que causan tan espectaculares exhibiciones de auroras sobre los cielos del norte de Tierra.

También se las conoce como las luces del norte o del sur. Los electrones son los responsables de las auroras, y es probable que se aceleren a una velocidad increíble al llegar a una región activa de la magnetosfera de la Tierra, según un nuevo estudio. Esta región es 1.000 veces más grande de lo que habían pensado los científicos, proporcionando un volumen suficiente para generar una gran cantidad de los electrones en rápido movimiento.

El autor principal, Jan Egedal, del Instituto de Tecnología de Massachusetts, y sus colegas, analizaron los datos recogidos por varias satélites espaciales, incluyendo las sondas de la Agencia Espacial Europea. Y también realizaron simulaciones utilizando una supercomputadora, llamada Kraken, en el Departamento de Estados Unidos de Energía de Oak Ridge National Laboratory, en Tennessee.

Kraken tiene 112.000 procesadores trabajando en paralelo. El equipo utilizó 25.000 de estos procesadores durante 11 días, partiendo de los movimientos de los 180 mil millones de partículas simuladas en el espacio, para trazar un mapa de cómo el movimiento de los electrones generan la aurora.

A medida que el viento solar (un flujo de millones de partículas cargadas, a miles de km/h. procedentes del sol) se extiende a través de las líneas del campo magnético de la Tierra, la energía se va acumulando y haciendo que las bandas magnéticas se estiren como si fueran de goma, explica Egedal. Cuando las líneas de campo se vuelven a conectar, esta energía se libera, como una goma que tras un excesivo estiramiento se rompe, y los electrones son impulsados ​​hacia nuestro planeta a velocidades fantásticas.

Los electrones golpean las moléculas en la atmósfera superior de la Tierra, y ese impacto genera el fenómeno que conocemos como las auroras boreales y australes.

Lo que descubrieron Egedal y su equipo, fue que la región es probablemente mucho más grande, de hecho, unas 1.000 veces más de lo que los teóricos habían imaginado.

Su publicaciónn se hizo el 26 de febrero de la revista Nature Physics.


- Referencia: News.Discovery.com, 27 febrero 2012
- Imágenes, crédito y derechos de autor: Bjørn Jørgensen/Arcticphoto.no. (http://www.arcticphoto.no/)

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales