Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » Antiguos manuscritos árabes ayudan a reconstruir el clima del pasado

Antiguos manuscritos, escritos por eruditos árabes pueden proporcionar información valiosa meteorológica que ayude a los científicos de hoy a reconstruir el clima del pasado. La investigación, publicada en Weather, analiza los escritos de eruditos, historiadores y cronistas de Irak durante la Edad de Oro Islámica, entre 816 a 1009 donde se evidencian patrones climáticos anormales.

La reconstrucción de los climas del pasado proporciona una comparación histórica con los fenómenos climáticos modernos y un valioso contexto para el cambio climático. Los árboles del mundo, los núcleos de hielo y del cora,l proporcionan evidencias climáticas del pasado, pero desde fuentes humanas científicos están limitados por la información histórica disponible. Hasta ahora los investigadores se han basado en los registros oficiales que detallan los patrones del clima, entre ellos los informes de la fuerza aérea durante la 2ª Guerra Mundial y los registros de los buques del siglo XVIII.

Un equipo de científicos españoles, de la Universidad de Extremadura, han recurrido a fuentes documentales árabes de los siglos IX y X (3º y 4º en el calendario islámico). Dichas fuentes, de historiadores y comentaristas políticos de la época, se centran en los acontecimientos sociales y religiosos de aquel tiempo, pero referidos a fenómenos meteorológicos anormales.

"Esta información climática, recuperada de fuentes tan antiguas nos hablan principalmente de los fenómenos extremos que afectaron a la sociedad en general, como sequías e inundaciones", explicaba el autor principal Dr. Fernando Domínguez-Castro. "Sin embargo, también se documentan las condiciones insólitas que se vivieron en la antigua Bagdad, como tormentas de granizo o la congelación de los ríos, incluso casos de nieve."
Bagdad era el centro de negocios, comercio y ciencia del mundo islámico antiguo. En el año 891, el geógrafo bereber Ya'qubi, escribió que la ciudad no tenía rival en el mundo, con veranos calurosos e inviernos fríos, unas condiciones climáticas que favorecían la agricultura.

Mientras Bagdad fue centro cultural y científico, muchos documentos antiguos se perdieron en una historia de invasiones y guerras civiles. Sin embargo, debido a los trabajos de la supervivencia de algunos escritores, como al-Tabari (913), Ibn al-Athir (1233) y al-Suyuti (1505), ha podido ser rescatada alguna información meteorológica.

Una vez recopilados y analizados los manuscritos, revelaron un aumento de los eventos fríos en la primera mitad del siglo X. Esto incluía una reducción significativa de las temperaturas durante los meses de julio del año 920, y tres distintos registros de nevadas en 908, 944 y 1007. Comparativamente, el único registro de nieve en la moderna Bagdad fue en 2008, una experiencia única en el recuerdo de la vida de los iraquíes.

"Las señales de un período de frío repentino confirman las sugerencias de un descenso de la temperatura durante el siglo X, inmediatamente antes del Período Cálido Medieval", dijo Domínguez-Castro. "Creemos que la caída en julio de 920 pudo estar relacionada con una gran erupción volcánica, pero sería necesario investigar más para confirmar esta idea."

El equipo cree que las fuentes muestran Irak ha experimentado con más frecuencia eventos climáticos importantes y un clima de frío intenso que en la actualidad. Aunque este estudio se centró en Irak, demuestra el amplio potencial para la reconstrucción del clima de una época, mucho antes de los instrumentos meteorológicos y registros formales de la actualidad.

"Las antiguas fuentes documentales árabes son una herramienta muy útil para encontrar descripciones de testigos oculares que apoyan las teorías formuladas por los modelos climáticos", señaló Domínguez-Castro. "La capacidad de reconstruir los climas del pasado nos proporciona un contexto útil para la comprensión histórica de nuestro propio clima. Esperamos que con este potencial se animen los historiadores y climatólogos árabes a trabajan conjuntamente para aumentar la base de datos sobre el clima rescatados a través de todo el mundo islámico."


- Referencia: EurekAlert.org, 26 febrero 2012, contacto: Ben Norman
- Fuente: Wiley-Blackwell .

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales