Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » Los esqueletos apuntan al viaje de Colón como origen de la sífilis

Los esqueletos no mienten. Pero a veces pueden inducir a error, como en el caso de los huesos que, supuestamente, mostraban evidencias de la sífilis en Europa y en otras partes del Viejo Mundo, antes de que Cristóbal Colón hiciera su histórico viaje en 1492.

Ninguna de estas evidencias óseas, incluyendo los 54 informes publicados, se sostiene cuando fueron sometidas a unos análisis estandarizados para su diagnóstico y datación, según la evaluación del actual Yearbook of Physical Anthropology. De hecho, dichos datos óseos respaldan la hipótesis de que la sífilis no existía en Europa antes de que zarpara Colón.


"Esta es la primera vez que han sido evaluados la totalidad de los 54 casos de manera sistemática", señala George Armelagos, un antropólogo de la Universidad de Emory y coautor de esta evaluación. "La evidencia acumulada mantiene que la sífilis provenía del Nuevo Mundo, y viajó con la tripulación de Colón para, rápidamente,  convirtirse en la enfermedad venérea que se mantiene hoy día con nosotros."

La evaluación fue llevada a cabo por dos antiguas estudiantes de posgrado de Armelagos en Emory, Molly Zuckerman, que ahora es profesora adjunta en la Universidad Estatal de Mississippi, y Kristin Harper, actualmente miembro post-doctoral en la Universidad de Columbia. Además, participaron como autores el antropólogo de Emory, John Kingston, y Megan Harper de la Universidad de Missouri.

"La sífilis tiene alrededor de 500 años", añade Zuckerman. "La gente empezó a debatir de dónde pudo venir poco después, y no han parado desde entonces. Fue una de las primeras enfermedades mundiales, y entender de dónde vino y cómo fue su propagación nos puede ayudar a combatir las enfermedades de hoy en día."

La historia de la sífilis y las reacciones de la sociedad a dicha enfermedad, tienen un paralelismo inquietante con la otra historia más moderna, la del VIH/SIDA.

La familia bacteriana treponema es la causante de la sífilis y de otras enfermedades relacionadas que comparten algunos síntomas, aunque su propagación sea distinta. La sífilis se transmite sexualmente. Las enfermedades de la piel y los huesos, que se produjeron en las primeras poblaciones del Nuevo Mundo, son enfermedades tropicales que fueron transmitidas por contacto de la piel o contacto oral.

La primera epidemia registrada de sífilis venérea ocurrió en Europa en 1495. Una de las hipótesis señala que una subespecie de la Treponema, del clima tropical americano, cálido y húmedo, mutó en una subespecie venérea para sobrevivir al frío y al relativamente más higiénico medio ambiente de Europa.

El hecho es, que la sífilis es una enfermedad con estigma, y a la enfermedad sexual se suma la controversia sobre sus orígenes, indica Zuckerman.

"En realidad, parece que la sífilis venérea fue el subproducto de la reunión de dos poblaciones diferentes y el intercambio de un patógeno", señala. "Fue un episodio de adaptación, de selección natural de una enfermedad, independientemente de la moral o la culpa."

Armelagos, es pionero en el campo de bioarqueología, y hace décadas ya se mostró escéptico cuando oyó por primera vez la teoría de Colón y la sífilis. "Me reí de esa idea de que un pequeño grupo de marineros trajeran esta enfermedad que causó la epidemia más importante de Europa", recuerda.

Mientras enseñaba en la Universidad de Massachusetts, y su estudiante graduada Brenda Baker, decidieron investigar el asunto y se llevaron un susto: Toda la evidencia disponible hasta el momento apoyaba la teoría de Colón. "Fue un cambio de paradigma", dice Armelagos. La pareja publicó sus resultados en 1988. En 2008, Harper y Armelagos publicaron el más exhaustivo análisis genético comparativo que se ha realizado sobre la familia bacteriana de la sífilis. Nuevamente, los resultados apoyaban la hipótesis de que la sífilis provenía del Nuevo Mundo.

Los informes de esqueletos pre-colombinos mostraban las lesiones propias de la sífilis crónica que posteriormente surgió en el Viejo Mundo. Y para esta última valoración de las evidencias óseas, los investigadores reunieron todos los informes publicados.

Descubrieron que la mayoría del material esquelético no reunía tan siquiera uno de los criterios estándar para el diagnóstico de la sífilis crónica, entre ellos las picaduras en el cráneo conocidas como caries sicca y las picaduras e hinchazón de los huesos largos.

Los pocos casos publicados que cumplían con los criterios solían venir de regiones costeras donde el marisco formaba una gran parte de la dieta. El llamado "efecto reserva marina", causado por la ingestión de mariscos que contenían "carbón antiguo", proveniente del afloramiento de las aguas profundas del océano, podía alterar la datación por radiocarbono de un esqueleto con cientos o incluso miles de años de antigüedad. El análisis de los niveles de colágeno del material esquelético, permitió a los investigadores estimar el consumo de mariscos y el factor resultante en la datación por radiocarbono.

"Una vez que se pudo ajustar la firma marina, todos los esqueletos mostraban claros signos de que la enfermedad treponémica apareció  después de que Colón regresara a Europa", afirma Harper.

"El origen de la sífilis es una pregunta fascinante", dice Zuckerman. "La evidencia actual es bastante definitiva, pero aún no está todo dicho sobre el tema. Lo mejor de la ciencia es que está constantemente siendo capaz de entender las cosas desde una nueva perspectiva."

  • Referencia: ScienceDaily.com, 20 de diciembre de 2011
  • Imagen: Una biopsia de espiroquetas de Treponema pallidum en el tejido. Imagen: Wikipedia, crédito CDC/Dr. Edwin P. Ewing, Jr. (PHIL #836), 1986.

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales