Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » La utilidad de una filosofía práctica en la escuela

Los niños pueden aprender valiosas lecciones de ciudadanía, cómo se construyen los juicios morales y las decisiones informadas a través de la participación en el diálogo filosófico.

Un estudio de más de 130 alumnos de primaria y secundaria, descubrieron que la participación en sesiones de filosofía práctica mejoraba las habilidades de escucha de los niños, les enseñaba un mayor respeto por los demás, encaminándolos a considerar otras perspectivas e ideas que de otro modo no habían pensado, además, les ayudó a poder analizar los problemas y se lo pensaran antes de tomar decisiones.

Las sesiones, siguiendo un enfoque conocido como Comunidad de la indagación filosófica (CoPI), implica a los alumnos, dándoles un estímulo y una imagen, un texto escrito o una pieza de música, y se les pide que formulen cuestiones al respecto. Sobre la pregunta elegida se estrutura un diálogo facilitado por un docente capacitado de CoPI.

La Dra. Claire Cassidy, una profesora de Educación en Strathclyde, dirigió la investigación. Ella decía: «Hacer filosofía práctica de esta manera proporciona a los niños de herramientas que les permiten participar como ciudadanos activos.»

» Los maestros de Escocia se están animando, a través de Plan de Estudios para la Excelencia, a fomentar la ciudadanía responsable en los alumnos, aunque continúan las discusiones sobre lo que realmente significa la ciudadanía. Queríamos evaluar la efectividad del enfoque de la Comunidad de indagación filosófica y cómo puede ayudar a los niños en el logro de los objetivos del plan de estudios. Mientras que el hacer filosofía no garantiza necesariamente la ciudadanía, pero sí va, en cierto modo, a proporcionar las herramientas necesarias que requiere un ciudadano.

» Cuando se les preguntó a los alumnos que participaban en el estudio lo que pensaban sobre la ciudadanía, hicieron hincapié en que se refería a la representación de las opiniones de los demás, en ser conscientes del medio ambiente, ser respetuosos con la ley y los comités, así como tener buenos modales y respetar a los demás y sus puntos de vista.

» Descubrieron que eran capaces de debatir y discutir con argumentos razonados, sin conflictos y a menudo continuaron las discusiones después que sus sesiones habían terminado. Sentieron que CoPI les había ayudado a pensar de manera profunda..., como dijo un alumno, pensar como si nunca antes hubieran pensado.»

En el estudio participaron más de 130 alumnos de primaria y secundaria de toda Escocia, que se enfrentaron con una serie de escenarios en los que unas personas debían tomar decisiones morales, incluyendo el qué hacer con un dinero encontrado y elegir qué acciones para aportar fondos a que lo habían planteado.

También se les preguntó qué curso de acción podría tomar la gente, lo que habrían hecho ellos mismos y las razones de sus decisiones.

Después de participar en una serie de sesiones de CoPI, de unas ocho a 10 semanas, los alumnos se enfrentaron de nuevo con escenarios similares. Sus respuestas, esta vez, tendían a ser mucho más detalladas y ofrecían una justificación mucho mayor para sus respuestas.

Esta investigación fue presentada en la reciente EARLI (European Association for Research on Learning and Instruction) [Asociación Europea para la Investigación del Aprendizaje y la Enseñanza], en la Conferencia 2011, que se celebró en la Universidad de Exeter.

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales