Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Estudiando los ataques del gran tiburón blanco a las focas

Los científicos están usando los principios básicos la física de la óptica submarina para entender las interacciones depredador-presa.



Un nuevo estudio que examina la interacción compleja y dinámica que existe entre los tiburones blancos y los paquetes de piel de foca en False Bay, Sudáfrica, ofrece nuevas perspectivas sobre las condiciones físicas y los factores biológicos que subyacen a las interacciones predador-presa en el medio marino.

El profesor adjunto Dr. Neil Hammerschlag, de la Universidad de Miami (UM) en el Rosenstiel School of Marine and Atmospheric Science, y un colega de la Universidad británica de Columbia, describe cómo los tiburones se camuflan para acechar su presa desde abajo. En condiciones de luz escasa, la dispersión óptica de la luz a través del agua, junto con la espalda del tiburón, de gris oscuro, y el hábitat rocoso del arrecife con poca luz, permite que los tiburones no sean detectados por las focas que nadan por la superficie del agua.

"Los animales de caza del océano, rara vez han sido observados por los seres humanos", explicaba Hammerschalg, director del Programa de Conservación Marina R.J. Dunlap, en la UM. "La alta frecuencia de los ataques de tiburones blancos sobre los focas en nuestro lugar de estudio, en Sudáfrica, nos ofreció una oportunidad única para obtener una nueva visión sobre las relaciones depredador-presa."

Los tiburones suelen buscar, perseguir y atacar a sus presas desde abajo. La gran mayoría de los ataques predatorios de los tiburones ocurren contra pequeños grupos de jóvenes focas. Actividad predadora de los tiburones es más intensa en las dos horas previas al amanecer y rápidamente disminuye a medida que la luz va aumentando su penetración en la columna de agua.

"El sigilo y la emboscada son elementos clave en la estrategia predatoria del tiburón blanco", destacó Hammerschlag.

Los paquetes de piel de foca son también técnicas especiales que se utilizan para detectar, evitar, y en algunos casos maniobrar a fin de evitar la depredación de los tiburones.

Según los autores, si la foca no ha sido cogida durante el ataque inicial de un tiburón, ella puede usar su cuerpo altamente maniobrable para saltar fuera de las fauces del tiburón y evadir un segunda ataque.

El estudio, titulado "Marine predator-prey contests: Ambush and speed versus vigilance and agility", fue publicado en la edición del 30 de noviembre de la revista investigación Marine Biology, donde Hammerschlag es co-autor junto al ya fallecido Dr. R. Aiden Martin.



«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales