Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » Terapia del aire

 Centrar la atención en la respiración puede mejorar el estado de bienestar mental y corporal.

¿Sensación de tensión? Prestar atención a tu respiración durante unos minutos puede calmar tus nervios. Practicar la respiración consciente de manera regular puede, incluso, conducir a una mejor salud mental, según dos estudios recientes.

En un experimento publicado en mayo ,en el International Journal of Psychophysiology, los investigadores de la Toho University School of Medicine de Japón enseñan a los sujetos participantes sanos, a respirar profundamente con el abdomen. Después de mantener la atención en la respiración de esta manera durante 20 minutos, tenían menos sentimientos negativos, un aumento del neurotransmisor serotonina en sangre, y más hemoglobina oxigenada en la corteza prefrontal, un área asociada con la atención y el procesamiento de alto nivel.

Otro estudio, en la edición de abril de Cognitive Therapy and Research, comprobaba los síntomas de la depresión. Los investigadores de la Ruhr University Bochum en Alemania, pidieron a unos participantes sanos que se mantuvieran en contacto consciente con la respiración, manteniendo una conciencia continua, sin dejar que divagara su mente. Durante los ensayos de 18 minutos, los investigadores pedían con frecuencia a los sujetos si estaban teniendo éxito en ello. Aquellos que fueron capaces de mantener un contacto consciente con su respiración informaron de pensamientos menos negativos, de menos pensamientos rumiantes y también menos síntomas asociados a la depresión.

"En mi opinión, el cultivo de la atención mediante la meditación en la respiración ayuda a prevenir la depresión", afirma el autor del estudio, Jan M. Burg, aunque advierte que esta interpretación va más allá de los resultados de su investigación. La atención, explica Burg, puede permitir a la gente desconectar de ese rumiar disfuncional, un factor de riesgo importante para la depresión.

Cualquier persona puede probar un poco de esta técnica sobre la marcha. Simplemente siéntate cómodamente y respira de forma natural. Enfoca tu atención en tu respiración, sintiendo en detalle la cavidad nasal, el pecho y el abdomen. Si notas que tu mente divaga, procura desviar la atención hacia tu respiración, es importante que no seas autocrítico durante este proceso, explica Burg. Al principio puede ser difícil permanecer centrado, pero con un poco de práctica se consigue el objetivo donde estos estudios demostraron ser beneficiosos, ya sabe, unos 20 minutos. Y una vez que se ha conseguido el hábito, aunque sean sólo unos pocos minutos de respiración consciente pueden ayudarte a sentirte más tranquilo y sereno, p. ej., antes de una reunión de alto riesgo o de cualquier otra situación estresante.


,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales