Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Otro asteroide que nos pasa cerca

Un asteroide que nos pasará inusualmente cerca de la Tierra, será recibido por curiosos y excitados observadores.

Puesta a punto de todo, desde las mejores instalaciones de radar hasta los grandes telescopios, los astrónomos se están preparando para la fantástica vista de un asteroide llamado 2005 YU55. Una roca de unos 400 metros de diámetro, que se prevé que pase muy cerca de la Tierra el 8 de noviembre, a tan sólo 0,85 de la distancia entre nuestro planeta y la Luna.

Si este asteroide golpeara la Tierra, es lo suficientemente grande como para causar una devastación regional. 2005 YU55 es el asteroide con este tamaño que ha pasado más cerca de la Tierra desde 1976, y no habrá otro hasta 2028. Es una oportunidad sin igual para detectarlo con el radar y mediante observaciones ópticas e infrarrojas; un misterioso y carbonizado mundo similar al tipo de asteroide que los astronautas podrían algún día a poner sus pies en él.

Podrá estar ya a una distancia localizable, el 4 de noviembre, y dos antenas de radio del espacio profundo de complejo Goldstone Comunicaciones, en el desierto de Mojave, estarán preparadas para ello.

De todos los métodos de observación de asteroides en dirección hacia la Tierra, el radar es el más poderoso. Se emiten las ondas de radio y se recibe el rebote, o eco, permitiendo a los astrónomos determinar la ubicación, forma, tamaño y rotación de los asteroides que pasan cerca. Sin embargo, la técnica sólo funciona cuando el objetivo se acerca lo suficiente a la Tierra, para que las ondas de radio puedan rebotar con una fuerza mínimamente detectable.

"De forma regular, observamos trayectorias de asteroides a unas 10 ó 20 distancias lunares, pero es bastante raro tener un objeto de varios cientos de metros de diámetro entre nosotros y la Luna", comentaba el radioastrónomo Marina Brozovic, hablando en nombre del equipo de Jet Propulsion Laboratory de la NASA.

Es de suponer que el 8 de noviembre, el equipo será capaz de producir una animación del asteroide que muestre su forma y rotación, señala Jon Giorgini, analista en dinámica del Sistema Solar en el JPL. En esa fecha, el asteroide estará dentro del arco de visión del Observatorio de Arecibo en Puerto Rico, que se unirá con Goldstone en la detección de ecos de radar.

  • Referencia: Nature.com, 2 noviembre 2011, por Eugenie Samuel Reich
  • imag Una imagen de radar del asteroide 2005 YU55 tomada en 2010 por la NASA/Cornell/Arecibo

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales