Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Nuevos hallazgos sobre la congestión nasal

¿Sientes la nariz congestionada o tapada? Los científicos del Centro Monell informan que la molesta sensación de obstrucción nasal se relaciona con la temperatura y la humedad del aire inhalado. Sus conclusiones sugieren que la retroalimentación sensorial del flujo aéreo nasal contribuye a la sensación de congestión. Este conocimiento puede ayudar a diseñar y probar tratamientos más eficaces para este desagradable síntoma tan familiar de los senos nasales.

Esta enfermedad de los senos nasales, generalmente causada por una infección o alergia, es una de las más comunes de Estados Unidos, afectando a aproximadamente a 33 millones de personas y representa más de $ 5.8 mil millones de coste en salud cada año. La congestión nasal y la sensación asociada de obstrucción, es lo hace que la gente busque asistencia médica.

Sin embargo, estos síntomas han sido difíciles de tratar con eficacia, debido a que muchos médicos se encuentran que los pacientes que informan de la congestión, a menudo, guarda poca relación con la obstrucción física real del flujo de aire nasal.

"Al establecer la sensación de congestión nasal como percepción sensorial relacionada, le abrimos las puertas a tratamientos más específicos", señaló el autor principal del estudio Zhao Kai, bioingeniero de Monell. "Por ejemplo, es posible que los tratamientos eficaces deban incluir un enfoque de restauración de la humedad y la temperatura óptima del flujo de aire nasal del paciente."

El estudio, publicado en la revista PLoS One, se hizo con 44 voluntarios sanos valorando los síntomas de congestión nasal después de respirar el aire de tres formas: un contenedor con aire a una humedad normal, otro con aire seco a temperatura ambiente, y un tercero que conteniendo aire frío.

Los voluntarios informaron de una reducción de la congestión nasal después de respirar del contenedor de aire frío, y después el de aire seco en comparación con el de aire a humedad normal, es decir, el de aire frío disminuía la congestión de manera más efectiva.

Los cálculos revelan que la humedad es un factor importante, a menor humedad se asociaba con la sensación de disminución de la congestión.

Los autores especulan que la temperatura y la humedad interactúan con el aire que se mueve a través de la cavidad nasal para influir en la refrigeración nasal. Este enfriamiento es detectado entonces por los 'sensores  de frío' dentro de la nariz, que influyen en que el flujo de aire sea percibido como fácil u obstruido.

"Supongamos a alguien en el desierto y en equiparidad de otras condiciones, debe sentirse menos congestionado que alguien en la selva. Dada la baja humedad del desierto, hay más enfriamiento por evaporación dentro de la nariz, de manera que la temperatura de las fosas nasales es menor. Esto nos lleva a la sensación de un mayor flujo de aire y menos sensación de obstrucción", señalaba el coautor del estudio, Bruce Bryant.

En estudios futuros se examinarán a pacientes que informen de obstrucción nasal, para ver si estos hallazgos sensoriales pueden explicar sus síntomas, y también explorar cómo los factores sensoriales que interactúan con otros factores pueden predecir la obstrucción nasal.


«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales