Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » » Geólogos se preparan para perforar un antiguo lago de la Antártida

Un equipo de investigadores británicos se preparan para tomar muestras de un lago en la Antártida, excavando a través de tres kilómetros de espesor del hielo, con la esperanza de encontrar nuevas especies y pistas sobre el futuro impacto del cambio climático.


Los ingenieros, con 70 toneladas de mecanismos de transmisión, están en lo alto del Lago Ellsworth en la Antártida Occidental. Este lago ha estado aislado del mundo exterior por lo menos 125.000 años, o incluso un millón de años. Sus dimensiones son de 10 kilometros de largo y dos o tres kilómetros de ancho.

La misión del equipo es la de preparar el camino para una misión de investigación en profundidad que se llevará a cabo en octubre de 2012. Se utilizará el agua caliente para derretir el hielo a través de los 3.000 metros a fin de llegar al lago, el cual permanece en estado líquido debido al calor geotérmico procedente del interior de la Tierra. Esta técnica se ha utilizado con anterioridad en diversos experimentos en la Antártida, pero nunca a esta profundidad. El taladro de agua caliente necesitará operar de manera continua durante tres días para crear un agujero de 36 cm. de ancho a través del hielo.

El Ingeniero Andy Tait, de la British Antarctic Survey, explica: "El diseño de perforación por agua caliente es muy directo, muy similar al del agua caliente utilizado a chorro para limpiar un coche. La boquilla lleva el agua a una presión de 2.000 psi (del inglés Pounds per Square Inch, es una unidad de presión equivalente a una libra por pulgada cuadrada) y a 90ºC que se necesita para derretir el hielo y crear el agujero."

Buscar una manguera suficientemente larga fue todo un reto, como decía Tait, "la perforación de un agujero tan largo requiere una manguera igualmente larga, esto hizo especialmente difícil a la hora de encontrar empresas capaces de producir una manguera continua de 3,4 km. Además, la manguera debe ser lo bastante fuerte como para soportar no sólo su peso, sino el peso de la boquilla de perforación al final de la misma."


A los -20ºC de temperatura en el interior del pozo de perforación, el diámetro del mismo se reduce en 0,6 cm. por hora, ya que el agua se va congelando. Esto nos deja un margen de unas 24 horas en las que poder llevar a cabo todos los experimentos antes de que el agujero se haga demasiado estrecho.

Una vez que se haya penetrado en el lago, esperan recoger muestras de agua del lago y de los sedimentos.

Se enviará por el agujero de perforación una sonda, que consta de dos cajas de presión, conteniendo los instrumentos, la energía y las comunicaciones. Se tomarán muestras del agua que se archivarán a intervalos predeterminados, con un microprocesador a bordo y un registrador de datos en funcionamiento continuo. También se enviará un instrumento especial al fondo del lago que arrancará el sedimento y recogerá las muestras.

El equipo buscará señales de vida en el lago subglacial. Si lo encuentra, será un descubrimiento significativo, ya que habrán sobrevivido a una alta presión, en completa oscuridad y a un aislamiento como máximo de un millón de años.

Además de buscar dichas formas de vida en el lago, se estudiarán los posibles efectos futuros del cambio climático. Si la capa de hielo de la Antártida Occidental se derrite completamente, pensamos que podría elevar el nivel del mar a nivel mundial por lo menos en tres metros, o tal vez siete metros. No obstante, esto no se espera que ocurra en varios cientos de años.

Uno de los principales retos, ha sido la construcción de equipos que puedan soportar las enormes presiones y las temperaturas bajo cero. Matt Mowlem, del National Oceanography Center de Southampton, que fue el responsable de la construcción de muchos de los instrumentos, declaraba a la BBC: "Este es un entorno desconocido, no sabemos, por ejemplo, si va a haber gases disueltos en el agua. El agua será muestreada a una presión de 300 atmósferas. Sin embargo, cuando retiremos la sonda y los frascos golpeen el aire frío del pozo de perforación, el agua tenderá a congelarse, la presión entonces podrá incrementarse a cerca de 2.700 atmósferas, y eso es mayor que cualquier experimento que se haya hecho en ingeniería oceánica."

Hasta ahora, nadie ha sido capaz de muestrear ningún lago subglacial de la Antártida. Un equipo ruso se vio obligado a retrasar una misión de perforación en el lago Vostok a principios de este año. Entre tanto, un equipo de Estados Unidos se está preparando para perforar el Lago Whillans.

Uno de los desafíos principales retos ha sido testear la tecnología de perforación. Tait lo explica así: "Hacer que el equipo sea lo suficientemente robusto como para trabajar en un medio ambiente a -20ºC es un reto. Muchos de los componentes necesarios para crear el sistema no están diseñados para unas temperaturas tan bajas. Muchas de las compañías que suministran los equipos no ofrecen garantías. La prueba de frío es la gran cuestión, a fin de que tengamos la confianza en este equipo, después de haber sido transportados a través de medio mundo, cuando lo usemos funcionarán por primera vez."


  • Referencia: Wired.com, 11 octubre 2011, por Olivia Solon
  • Para hacer un seguimiento de la expedición, echa un vistazo a la página web de Ellsworth.
  • Imagen: Ilustración del proceso de perforación de hielo de la Antártida. (Universidad de Edimburgo)
  • Fuente: Wired.co.uk .

,

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales