Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » El Tiempo, difícil pregunta

El tiempo, como si de una escurridiza anguila se tratara, se hace casi imposible de precisar, tanto que, incluso nuestras más apreciadas ideas acerca de ello pueden tornarse incorrectas. ¿Cómo se explica, por ejemplo, eso del "flujo" del tiempo? Para que algo fluya debe moverse en relación a otra cosa, como un río contra su ribera. Para que el tiempo fluya, ¿no tendría que existir un segundo tipo de tiempo?

Adam Frank, astrofísico de la Universidad de Rochester, sostiene que nuestras ideas de un tiempo humano y cósmico se entrelazan, y que la ciencia ha llegado al borde de un precipicio donde resulta obligada la pregunta "¿Qué pasó antes del Big Bang?", y a otra más insidiosa si cabe, "¿Qué es exactamente el tiempo?". Como Frank muestra en detalle en About Time, algunos valientes ya han dado un salto adelante.

Aquellos que buscan una teoría cuántica de la gravedad saben en que las super-altas energías, como las que se cree ocurrieron en los primeros instantes del Big Bang, el tiempo pierde todo su significado. Luego, no puede ser una propiedad fundamental de la realidad, sino simplemente una característica que "surgió" de algún dominio más profundo no temporal. El físico teórico, Julian Barbour, va más lejos aún, sugiriendo que el tiempo no existe, y ha demostrado que las leyes de la física se pueden expresar perfectamente sin referencia al tiempo.

La teoría de la inflación cósmica, que sugiere una expansión constante y exponencial del vacío, afirma que el Big Bang no fue un comienzo en absoluto. Esto, a su vez, ha dado lugar a la teoría del multiverso, en la que nuestro universo es sólo uno entre una infinidad de universos en una eterna inflación del vacío. El cosmólogo, Andreas Albrecht, de la Universidad de California en Davis, cree que en el cosmos es imposible definir el tiempo de forma absoluta, hay una infinidad de tiempos que generan un número infinito de posibles leyes de la física.

Más allá de explorar estas teorías alucinantes, debo decir que la mayor parte del libro de Frank es un fascinante y exhaustivo estudio de cómo la tecnología, desde la agricultura a los ferrocarriles y desde la telegrafía a internet, ha ido cambiando nuestro concepto cotidiano del tiempo. Nos muestra cómo nuestras ideas del tiempo humano y el cósmico se han ido desarrollando mano a mano. Pero en su relato de esa historia, creo que hay una advertencia para los físicos: tener cuidado con lo que Carl Sagan llamó el "chauvinismo temporal". Una buena imagen de esto nos la ofrece la época victoriana, que, viviendo en un mundo motorizado por el vapor, pensaban que el sol era una masa gigante de carbón, y aún hoy, los científicos inmersos en un mundo de procesamiento de la información, a veces piensan que el universo es un ordenador gigante.

La tesis de Frank, sobre que nuestras nociones del tiempo cósmico y humano están íntimamente trenzadas, es convincente. Y no hay duda de que estas ideas están siendo transformadas de nuevo por el mundo interconectado que vivimos y que nos impele a hacer frente a estas preguntas fundamentales. Nadie puede decir cómo el uso de este constructo dio sentido a nuestro mundo, y a nuestro universo, podrá evolucionar en los próximos años. Pero, como dice Frank, estos momentos son sin duda emocionantes.

  • Referencia: NewScientist.com, 3 de octubre 2011, por Marcus Chown
  • Libro: Adam Frank "About Time", publicado por Simon & Schuster
  • Image: NewScientist .

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales