Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Parásitos genómicos adaptaron evolutivamente el embarazo de los mamíferos modernos

Hace más de 100 millones de años, unos parásitos genéticos invadieron el genoma de los mamíferos y cambiaron para siempre la forma en que los mamíferos se reproducen, transformando el útero de nuestros ancestros humanos y de otros mamíferos, desde la producción de huevos hasta la crianza y desarrollo de los vástagos.

Estos hallazgos, publicados en la revista Nature Genetics, describen con un detalle sin precedentes el cambio molecular que permitió a los mamíferos transportar a sus crías en desarrollo dentro de la seguridad del vientre en lugar de colocarlos en nidos externos o llevarlos en sus bolsas.

"En las últimas dos décadas se han producido cambios importantes en nuestra comprensión de cómo funciona la evolución", señaló Gunter Wagner, profesor de Alison Richard of Ecology and Evolutionary Biology (EEB) y autor principal del artículo. "Solíamos creer que los cambios sólo se llevó a cabo a través de pequeñas mutaciones en el ADN acumuladas en el tiempo. Pero nos encontramos con una enorme operación de 'corta-y-pega' que altera extensas áreas del genoma capaces de crear cambios morfológicos a gran escala."

El equipo de Yale, estudiando la historia evolutiva del embarazo observaron las células que se encuentran en el útero asociadas con el desarrollo de la placenta. Compararon la composición genética de estas células en las zarigüeyas, marsupiales que dan a luz dos semanas después de la concepción, también en los armadillos y en humanos, todos ellos mamíferos relacionados a distancia, con una placenta muy desarrollada, y que nutren a sus fetos en desarrollo durante nueve meses.

Descubrieron más de 1.500 genes que se expresan en el útero, únicamente en la placenta de mamíferos. Curiosamente, reseñan los investigadores, la expresión de estos genes en el útero está coordinada por los transposones, partes del material genético que aprovechan para replicarse dentro del genoma huésped y que antes se llamaba ADN basura.

"Los transposones crecen como parásitos que han invadido el cuerpo, multiplicándose y ocupando espacio en el genoma", apuntadba Vincent J. Lynch, científico investigador de EEB y autor principal del artículo.

Pero también activan o reprimen a los genes relacionados con el embarazo.

"Estos transposones fueron introduciendo pequeños cambios durante largos períodos de tiempo y finalmente plasmaron un nuevo rol durante el embarazo", señaló Lynch; "más bien parecen elementos prefabricados reguladores que, una vez instalados en el genoma huésped, lo han ido reciclando para llevar a cabo funciones completamente nuevas, como la de facilitar la comunicación materno-fetal."

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales