Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Los delfines hablan como los humanos

Los delfines no es que silben, sino que "hablan" entre sí mediante un proceso muy similar a la forma en que los humanos nos comunicamos.

Muchas llamadas de los delfines nos suenan a silbidos, pero un estudio de dichos sonidos descubrió que son producidos por las vibraciones de un tejido similar al que opera en las cuerdas vocales de los humanos y de muchos otros animales terrestres.

La comunicación es similar a la forma en que lo hacen los humanos, lo que de otra manera sería un problema importante de delfines.

"Cuando nosotros o cualquier animal silbamos una melodía, el tono se define por la frecuencia de resonancia de la cavidad de aire", explicaba Peter Madsen, autor principal de la investigación que aparecen en la Royal Society Biology Letters. "El problema es que cuando buceo con los delfines, sus cavidades de aire se comprimen debido a la creciente presión del ambiente, lo que significa que se produce un tono más alto, y tanto más alto cuanto más profundo se sumergen, así parece realmente un silbato."

Madsen, investigador de la facultad de Ciencias Biológicas en la Universidad de Aarhus, y su equipo, estudiaron cómo los delfines se comunican a través de una digitalización y reanalizando las grabaciones realizadas en 1977 de un delfín macho nariz de botella de 12 años de edad.

Se hizo que el delfín respirara una mezcla de "heliox" formada por un 80 por ciento de helio y un 20 por ciento de oxígeno, una mezcla que hace que la voz humana suene como a la del Pato Donald. La causa de esto es que en la mezcla la velocidad de sonido es 1,74 veces mayor que en el aire normal. Si una persona silba después de una succión de helio, el tono de la melodía será 1,74 veces más alta que si ella silbara tras una inhalación de aire normal.

"Descubrimos que el delfín no cambiaba de tono cuando producía sonidos bajo los efectos del heliox, lo que significa que su tono no está definido por el tamaño de su cavidad de aire nasal, y por lo tanto, no silbaba", señalaba Madsen. "Más bien, lo que hace es que los sonidos creados por el tejido conectivo de la nariz vibren a la frecuencia que desea, algo que se produce mediante el ajuste de la tensión muscular y el flujo de aire sobre el tejido."

"Estoo es igual a la misma manera que nosotros producimos sonidos con nuestras cuerdas vocales al hablar", agregó.

Los investigadores creen que este hallazgo se aplica a todas las ballenas dentadas, ya que tienen una anatomía nasal similar, además de que "todas tienen el mismo problema de creación del sonido durante las inmersiones profundas."

En términos de comunicación, se sabe que los delfines comparten información sobre su identidad, les ayuda a permanecer conectados incluso cuando viajan en entre vastas masas de agua.

El Ingeniero acústico John Stuart Reid, y Jack Kassewitz, de la organización Speak Dolphin han creado un instrumento conocido como el CymaScope que revelan detalladas estructuras dentro de los sonidos, y eso permite estudiar gráficamente su arquitectura.

Es parecido a descifrar los jeroglíficos egipcios, los investigadores pueden averiguar el significado de las llamadas de los delfines. Además de los sonidos parecidos al silbato, los delfines producen chirridos y chasquidos, lo que sugiere que participan en muy complejas y sofisticadas interacciones sociales.

"Hay evidencias muy fuertes de que los delfines son capaces de "ver" con el sonido, igual que nosotros utilizamos el ultrasonido para ver a un bebé en el vientre de su madre", declaró Kassewitz. "El CymaScope ofrece un primer vistazo respecto a cómo los delfines podrían "ver" con los sonidos."

Y añadió: "Creo que a la gente de todo el mundo le encantaría tener la oportunidad de hablar con un delfín, y estoy seguro de que a los delfines les encantaría la oportunidad de hablar con nosotros, aunque no sea por otra razón que la auto-preservación."

Otro componente interesante de la nueva investigación es demostrar cómo los animales pueden desarrollar una habilidad, perderla, y luego evolucionar de nuevo. Los antepasados ​​terrestres de los delfines probablemente producían sonidos como lo hacen los humanos, perdieron esa habilidad cuando entraron en el agua, y luego la recuperaron de nuevo, pero "con una anatomía totalmente diferente de la nariz", indicó Madsen.

En cuanto al funcionamiento de los silbidos, los delfines pueden ser entrenados para hacerlos, igual que los humanos silban a veces por diversión, pero Madsen no "creen que lo hagan así en la naturaleza, ya que ellos han evolucionado de una manera mucho más eficaz para usaJennifer Viegasr el mismo sonido."

  • Referencia: Sott.net, 6 de septiembre 2011
    Fuente: Discovery News, por Jennifer Viegas

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales