Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » El misterio evolutivo del orgasmo femenino

¿De dónde proviene el orgasmo femenino? Después de 40 años de debate, los biólogos evolutivos no saben si ha evolucionado para ofrecer a las mujeres un aumento de la reproducción, o si es simplemente un subproducto de la evolución del orgasmo masculino. El último intento para resolver este conflicto llevó a interrogar a unos 10.000 gemelos y pares de hermanos en sus hábitos sexuales.

Algunos biólogos evolutivos reconocen que el orgasmo femenino es adaptativo y, posiblemente, influya en la elección de pareja, fortalece los vínculos de pareja o indirectamente ayuda a introducir el esperma en el útero. Otros argumentan que, las mujeres tienen orgasmos por la misma razón que los hombres tienen pezones, siendo más adaptable en uno de los sexos, se etiqueta dicho rasgo en el otro.

Brendan Zietsch, en la Universidad de Queensland, Australia, y Pekka Santtila, de la Universidad Abo Akademi en Turku, Finlandia, piensan que pueden ayudar a resolver esta cuestión. Si el orgasmo femenino es un mero subproducto del orgasmo masculino, argumentan, entonces los genes similares a la función orgásmica subyacerían tanto en hombres como en mujeres. Y como consecuencia, los gemelos de sexo opuesto y el conjunto de hermanos compartirían más similitudes en su susceptibilidad al orgasmo, "orgasmobilidad", tal como lo llama Zietsch, que las parejas de personas no emparentadas.

El tiempo lo es todo

Para medir esta orgasmobilidad, los investigadores utilizaron datos de la encuesta de poco menos de 5.000 pares de gemelos idénticos y no idénticos, y de pares de hermanos normales. En el cuestionario se preguntaba sobre el tiempo en alcanzar el orgasmo a los hombres y la frecuencia y facilidad del orgasmo en las mujeres.

De acuerdo con los resultados anteriores, Zietsch y Santtila descubrieron que los gemelos idénticos del mismo sexo tenían mayor similitud orgásmica que los gemelos no idénticos del mismo sexo y que los hermanos, lo que demostraba que los genes juegan un papel importante en la función orgásmica y, aparentemente, proporcionaban evidencias de que el escenario como subproducto podría ser correcto.

Sin embargo, contrariamente a las expectativas para este escenario, los dos investigadores hallaron que los gemelos de sexo opuesto y los hermanos normales no tenían prácticamente ninguna correlación en su orgasmobilidad.

Extrapolación prematura

"Esto indica que los genes que influyen en la función del orgasmo en los hombres no son los mismos que los de las mujeres", señala Zietsch. En otras palabras, el orgasmo masculino y femenino evolucionaron a través de diferentes rutas genéticas, y la hipótesis del subproducto es incorrecta.

De tal manera que, resulta prematuro llegar a una conclusión firme en la hipótesis del subproducto. Kim Wallen, de la Universidad Emory en Atlanta, Georgia, indica que el estudio midió cosas diferentes en hombres y mujeres —el momento del orgasmo frente a la probabilidad del orgasmo—, y por lo tanto, una correlación así resulta poco probable. Zietsch ve necesario contrastar las diferentes medidas debido a la diferente naturaleza del orgasmo masculino y femenino.

"Por supuesto, es muy posible que diferentes preguntas revelen diferentes respuestas", apunta David Puts, antropólogo del comportamiento en la Universidad de Pensilvania, en University Park, cuya postura se encuentra en el campo de adaptación. "Pero este estudio ciertamente no ayuda a la teoría del sub-producto."


«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales