Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Naufragios, sitios para monitorizar el cambio climático

Un torpedo se estrelló contra babor del buque de pasajeros City of Atlanta y lo envió al fondo de Outer Banks, cerca de Cabo Hatteras. El capitán Reinhold Hardigan había encontrado a su quinta víctima en la noche de invierno de 1942.

Ahora, los restos del City of Atlanta conforma un arrecife artificial y es una atracción popular para el buceo.

Durante la Segunda Guerra Mundial, los submarinos alemanes y los campos de minas se llevaron por delante a unos cuantos buques de EE.UU. frente a la costa de Carolina del Norte, cerca de los restos del famoso sitio de la guerra civil, Monitor. Un estudio de la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA), ha observado recientemente los ecosistemas marinos que se han desarrollado con el apoyo de estos naufragios de la 2 ª Guerra Mundial.

Descubrieron que diferentes buques naufragados de la 2 ª Guerra Mundial están dando soporte a distintas comunidades de peces y otras especies. Colocaron sensores de temperatura, para recopilar datos que puedan confirmar la evidencia de que las aguas de Carolina del Norte se están calentando y convirtiendo en el hogar de muchas especies tropicales.

En junio de 2010, investigadores de NOAA estudiaron los restos de la Keshena, City of Atlanta, Dixie Arrow y EM Clark. Sondearon las poblaciones de peces y otros organismos marinos, y así han determinado que los naufragios a diferentes profundidades son el hogar de diferentes mezclas de especies. En general, las aguas de profundidad media (unos 20 a 40 metros) tenían una mayor biodiversidad.

En tanto esto no es de extrañar, el sondeo poblacional estableció una línea de base para la observación de unos cambios en los ecosistemas marinos, como el de aguas calientes. Las comunidades marinas de Carolina del Norte se componen de una mezcla de especies de aguas templadas y tropicales, dada la ubicación geográfica de este estado en una zona de transición entre el norte y el sur.

La Corriente del Golfo afecta a las aguas que acogen los restos de Keshena y Dixie Arrow. Mientras que las corrientes más frías del Labrador y Virginia afectan a la zona norte de Cabo Hatteras, en torno a los restos de City of Atlanta.

Las aguas más cálidas permiten a los peces y otras criaturas moverse con mayor frecuencia desde el sur hacia el norte, y viceversa. En dicho estudio de la NOAA, también se citan otros estudios que encontraron igualmente, un aumento de animales tropicales de fuera de Carolina del Norte, así como especies de algas tropicales nunca vistas antes por la zona.

El equipo de NOAA colocaron sensores en el Keshena, la ciudad de Atlanta, Dixie Arrow y Clark EM, así como otro naufragio, la Manuela. Tienen la esperanza de usar los datos recogidos por estos sensores para monitorear los cambios en la temperatura de los océanos para su uso en futuros estudios.

  • Referencia: NewsDiscovery.com, por Tim Wall, 30 agosto 2011
  • Imagen: Buceando por el naufragio Channel Islands National Marine Sanctuary (Wikimedia Commons)

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales