Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » Los probióticos y el bienestar neurológico

A menudo nos referimos a ellas como "bacterias buenas", los probióticos se sabe que promueven la salud intestinal, pero, ¿promoven una mente sana? Explorando del nuevo mundo de los probióticos neurológicos, los investigadores de BioEssays presentan nuevas ideas sobre que al ingerir una microbiota intestinal de probióticos se están tomando neuroquímicos que van directamente al intestino, y ejercen sus efectos beneficiosos a la hora de mantener la salud digestiva e incluso el bienestar psicológico.

La investigación, liderada por el profesor Mark Lyte de Texas Tech University Health Sciences Center, propone que a través de un proceso de unificación microbiana endocrinológica, los probióticos producen una neuroquímica que podría actuar como un mecanismo desencadenante de compuestos neuroactivos que mejoren la salud gastrointestinal y psicológica de su huesped.

"Este documento propone un nuevo campo de la endocrinología microbiana, que une la microbiología con la neurociencia", comentó Lyte. "Ya existen evidencias que sugieren que la conexión entre los microbios del intestino y el sistema nervioso representa un camino viable para influir en la función neurológica. En un reciente estudio con ratones, por ejemplo, se demostró que, la presencia de neurotransmisores como la serotonina en la sangre, se debía a la absorción directa desde el intestino."

En su hipótesis, el profesor Lyte hizo una selección de probióticos, como los lactobacilos y las bifidobacterias, y cómo la absorción activa de los neuroquímicos, son generados por las bacterias en el intestino y circulan a través de torrente sanguíneo de un paciente, lo que representa una vía para que los probióticos puedan ejercer efectos extra-intestinales, como cambios en el comportamiento.

En este mismo número de BioEssays, el Dr. Gregor Reid, de la Universidad de Western Ontario, esboza algunas de las posibles implicaciones clínicas de esta investigación.

"Hasta hace poco, la idea de que la administración de bacterias probióticas en los intestinos pudieran influir en el cerebro parecía casi surrealista", señalaba Reid, "Sin embargo, en el artículo de Lyte, este concepto se apoya en estudios que demuestran que los microbios producen y responden a los neurotransmisores, y estos sí pueden inducir efectos neurológicos e inmunológicos en su huésped."

"La investigación presenta una idea para la selección de cepas probióticas con aplicaciones neurológicas, y la vinculación de esto con efectos de modulación inmunológica, además de destacar que las cepas microbianas, que ya son ampliamente ingeridas en los alimentos fermentados pueden producir neurotransmisores", concluyó Reid.

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales