Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » El asombroso mundo del interior de una célula humana

Mientras usted lee estas palabras, la electricidad está corriendo velozmente a través de su cerebro, unos asesinos voraces corren por sus venas y una burbuja de corrosivos químicos le recorren de la cabeza hasta sus pies. De hecho, todo su cuerpo es como una compañía eléctrica, una factoría química, una red de transporte y de comunicaciones, una instalación de desintoxicación, hospital y un campos de batalla sin cuartel, todo en uno. Los trabajadores que desarrollan todas estas actividades son las células.

Nuestro cuerpo contiene billones de células, organizadas en más de 200 tipos principales. En un momento dado, cada célula está haciendo miles de de trabajos de rutina, como la transformación y uso de la energía, fabricando proteínas y respondiendo a las señales ambientales. Los diferentes tipos de células también tienen tareas especiales, como la construcción de la piel o de los huesos, el bombeo de hormonas o la de producir anticuerpos.

Hagamos un rápido viaje al interior, para ver cómo estas células llevan a cabo sus principales tareas.

Para ello, imagine que se ha reducido a 3 millonésimas de su tamaño normal, y que ahora tiene alrededor de 0,5 micrómetros de altura, más pequeño que un ácaro del polvo o que el ancho de una hebra de cabello. En esta escala que planteamos, una célula humana de tamaño medio se ve tan grande como un campo de fútbol.

El núcleo

Desde esta nueva perspectiva, atrae la atención el núcleo esférico de la célula, de unos 15 metros de ancho, ocupando hasta un 10 por ciento de interior de la célula, el núcleo es el más destacado orgánulo o compartimento celular. Contiene el material genético de la célula, el ADN, que guía la fabricación de miles de millones de moléculas de proteínas que participan en casi todos los procesos celulares.

Las membranas

La membrana encapsula la célula con puertas especiales, canales y bombas, que permiten la entrada o fuerzan la salida de las moléculas seleccionadas. La membrana se protege del medio ambiente con uns espesa sopa llamada citosol hecho de sales, nutrientes y proteínas, que representan aproximadamente la mitad del volumen de la célula (los organelos conforman el resto). Además de una membrana externa, que se compone de proteínas y lípidos (grasas), las células humanas y otros organismos superiores tienen un par de membranas porosas que envuelven el núcleo. Cada orgánulo tiene además una membrana externa.

Retículo endoplásmico y cía

Junto al núcleo están los enormes e interconectados sáculos (sacos) denominados en su conjunto retículo endoplasmático o RE. Desde nuestro particular y reducido punto de vista, cada sáculo sólo tiene a unos cuantos centímetros de diámetro, pero pueden extenderse a lo largo de 30 metros o más. Estos sáculos son de dos tipos: uno "duro", cubierto con ribosomas productoras de proteínas, y otro "blando", que crea los lípidos y descompone las moléculas tóxicas.

El RE envía proteínas recién formadas y lípidos al aparato de Golgi, se trata de una pequeña y estrecha estructura en el interior del citosol. Este aparato las procesa y envía las moléculas a su destino final dentro o fuera de la célula.

Las mitocondrias

Desde nuestro flotante punto vista, podemos ver unos orgánulos llamados mitocondrias que convierten la energía de los alimentos en trifosfato de adenosina, o ATP, para producir la energía de las reacciones bioquímicas. Una célula normal quema alrededor de mil millones de moléculas de ATP cada 1 ó 2 minutos.

Como todos los demás organelos, las mitocondrias están encapsuladas por una membrana externa; aunque también tienen una membrana interna que en realidad es cuatro o cinco veces mayor que la externa. La membrana interna está muy plegada, así cabe, y extiende sus largos pliegues, con forma de dedo, por el centro del organelo. Estos pliegues incrementan enormemente la superficie para la producción de ATP.

De vuelta a nuestra perspectiva

De vuelta al mundo de tamaño humano, muchos científicos financiados por los National Institutes of Health estudian estas estructuras celulares, y otras tantas no mencionados aquí, porque de ese conocimiento depende nuestra comprensión de la salud y la enfermedad. Por ejemplo, recientes investigaciones sugieren que el misterioso nucleolinus (un compartimento celular que se halla en muchas especies) es crucial para una correcta división celular, y cómo un régimen particular de microtúbulos (son como carreteras celulares que transportan los materiales en bruto), puede ayudar a reconstruir las células nerviosas después de una lesión.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales