Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Antes que las mandíbulas dominaran los océanos primitivos

En las profundidades de los mares del Silúrico, hace unos 420 millones de años, recién surgía una nueva y extraña estructura en los cuerpos de muchos vertebrados. Algunos peces empezaron a desarrollar una mandíbula superior e inferior que les permitía devorar a los organismos grandes y de cáscara dura.

Hoy día, más del 99% de los vertebrados tienen estas útiles herramientas para comer. Pero esta nueva investigación nos muestra que pese a toda su utilidad, las mandíbulas no se hicieron cargo de la comida rápida en los océanos, como muchos científicos habían asumido previamente. Por el contrario, los peces primitivos con mandíbulas no tenían tanta necesidad de dentellear a sus compatriotas sin mandíbula durante unos 30 millones de años. Los nuevos hallazgos fueron publicados en Nature .

Y "cuando los peces sin mandíbula empezaron a declinar, no vemos ninguna indicación de que sus primos con mandíbula asumieran nuevos roles funcionales", declaraba Philip Anderson, de la University of Bristol's School of Earth Sciences y coautor del nuevo estudio. Las consecuencias teóricas de este hallazgo van mucho más allá de unas capas de sedimentos en el Silúrico. Nos introduce en aquella vieja cuestión de la sustitución ecológica, que decía que cuando un nicho se libera, otras especies lo llenan, señaló.

Después de analizar las mandíbulas fosilizadas del Silúrico y el Devónico de 198 géneros, con diferentes características funcionales, los investigadores también encontraron que la aparición de este mecanismo revolucionario no daba lugar a mucho juego en la experimentación evolutiva del diseño. En su lugar, después del impacto inicial de la diversificación, y unas cuantas mandíbulas excepcionales de extintos placodermos y peces pulmonados, los principales grupos de animales con mandíbulas, cuyos descendientes todavía hoy persisten, como los peces actinopterigios y los antiguos tetrápodos, parecían quedarse relativamente uniformes. Y toda esta estabilidad se ha mantenido a pesar de las "fluctuaciones de las temperaturas globales, los cambios de modelos de climatización continentales, los cambios de nivel del mar y de la gran extinción", según señalan los investigadores en el nuevo documento.

  • Referencia: ScientificAmerican.com, Por Katherine Harmon | 6 de julio 2011
  • Imagen: Primitivos fósiles de mandíbula de peces, donde se muestra una mayor diversidad de linajes, más tarde se extinguieron en favor de los peces y vertebrados terrestres de hoy día (los dos de abajo). Imagen de Simon Powell / Philip Anderson / Matt Friedman

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales