Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » La controversia sobre los cráneos de Samuel G. Morton

La integridad de un científico de Filadelfia del siglo XIX, se ha reafirmado, a expensas de la decisión de un prominente científico de finales del siglo XX que lo había desacreditado.

Esa fue la conclusión que alcanzó un grupo de antropólogos que han trabajado en colaboración, para revisar y realizar de nuevo las mediciones científicas de una famosa colección de cerca de 1.000 cráneos procedentes de todo el mundo, el "American Golgotha" fue recogida y estudiada por el médico de Filadelfia Samuel George Morton (1799-1851). Hoy día, gran parte de la colección reside en el Museo de Arqueología y Antropologíala de la Universidad de Pensilvania, en Filadelfia, donde los miembros de un equipo de antropología realiza sus análisis.

Mientras vivía, Morton fue aclamado como uno de los primeros objetivistas, empleando un riguroso método científico y adquiriendo con esmero los datos para llegar a sus conclusiones. Las décadas pasaron, muchas de sus ideas en torno a las diferencias de inteligencia entre los grupos humanos y sobre el concepto de poligénesis (donde diferentes poblaciones humanas son vistas como especies separadas provenientes de múltiples creaciones divinas) fueron desacreditados, y así, su trabajo cayó en desgracia. Pero no fue sino hasta las acusaciones de Stephen Gould, que los métodos científicos de Morton fueron seriamente cuestionados.

El equipo estaba respondiendo a las acusaciones hechas por Stephen Jay Gould (1941-2002), destacado biólogo evolutivo e historiador de la ciencia, que en un artículo de Science en 1978 y más tarde en “The Mismeasure of Man” (1981), inculpaba por primera vez a Morton, diciendo que había informado de los datos de forma selectiva, manipulando composiciones de la muestra, que cometió errores de análisis, y que falseó las medidas de los cráneos, a fin de apoyar sus puntos de vista llenos de prejuicios acerca de las diferencias de inteligencia entre los grupos humanos.

El descrédito general de los métodos científicos de Morton ha tenido repercusiones más amplias, Gould utilizó el supuesto error de Morton para argumentar que, "la manipulación inconsciente de los datos puede ser una norma científica", ya que "los científicos son seres humanos enraizados en contextos culturales, no autómatas dirigidos hacia una verdad externa" (Science 200: 503-59), una visión que ha logrado un importante apoyo en los estudios sociales de la ciencia.

En "The Mismeasure of Science: Stephen Jay Gould versus Samuel George Morton on Skulls and Bias" ["El falseamiento de la ciencia: Stephen Jay Gould contra Samuel George Morton, sobre cráneos y sesgo"], el nuevo estudio publicado en ​​la revista PLoS Biology, el 7 de junio 2011, los seis expertos coinciden en que hay un sesgo, pero el sesgo vino de Gould, que no examinó, y mucho menos volvió a medir los cráneos, para determinar la exactitud de Morton.

Este estudio es uno de los múltiples proyectos realizados en la última década sobre la colección de Morton.

Todos los que contribuyeron al estudio, donde se evidencia el sesgo de Gould: Jason E. Lewis, autor principal, de la Universidad de Stanford, Marc R. Meyer, Chaffey College (ambos ex alumnos de la Universidad de Pennsylvania), David Degusta, de la Universidad de Stanford, Janet M. Monge, curador interino y conservador de las colecciones de antropología física, University of Pennsylvania Museum, Alan E. Mann, de la Universidad de Princeton (y Curador Emérito de Antropología Física de la Universidad de Pennsylvania Museum), y Ralph L. Holloway, de la Universidad de Columbia.

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales