Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » El poder de los placebos

Ellos pueden sentirse incómodos hablando de ello, pero es algo que está definitivamente pasando.

Un reciente estudio, dirigido por el profesor de psiquiatría Amir Raz, del Instituto de Investigación Davis, de la univ. McGill, informa que uno de cada cinco encuestados (médicos y psiquiatras en las escuelas de medicina de Canadá), han administrado o prescrito un placebo. Por otra parte, aún en mayor proporción los psiquiatras (más del 35%) informaron de haber prescrito dosis subterapéuticas de medicación (es decir, dosis que están por debajo, a veces muy por debajo, del mínimo nivel recomendado como terapéutico), para tratar a sus pacientes.

Prescribir pseudoplacebos, que son tratamientos que tienen el principio activo, pero que resulta poco probable su eficacia para la enfermedad que está siendo tratada, por ejemplo, usar vitaminas para tratar el insomnio crónico, esto está más extendido de lo que se pueda pensar, según la encuesta. El Dr. Raz y sus colegas, sugieren que, esto tal vez pueda deberse a que los mismos médicos se sienten más preparados para prescribir materiales bioquímicamente activos, a pesar de que son dosis más bajas de lo considerado eficaz.

 La encuesta, que también fue diseñada para explorar las actitudes hacia el uso del placebo, descubrió que la mayoría de los psiquiatras (más del 60%), creen que los placebos pueden tener efectos terapéuticos. Esta proporción es significativamente superior a la de otros profesionales de la medicina. "Los psiquiatras parecen darle más valor a la influencia que pueden ejercer los placebos sobre la mente y el cuerpo", comenta Raz. Sólo un 2% de los psiquiatras creen que los placebos no tienen ningún beneficio clínico.

 El interés de Raz por los placebos surgió de su trabajo en tres áreas muy distintas: sus exploraciones sobre cómo se ve influida la fisiología de las personas por las expectativas de lo que está a punto de suceder, por su trabajo sobre la decepción, y también, por el tiempo que ejerció como mago (prestidigitador). Juntas, estas tres áreas separadas de la experiencia, le han llevado a explorar lo que queda como una interna e incómoda práctica médica para muchos profesionales: el uso de placebos en la medicina.

 "Aunque la mayoría de los médicos probablemente aprecian los méritos clínicos de los placebos, las directrices y el conocimiento científico, así como las consideraciones éticas, impiden un debate abierto sobre cuál sería el mejor camino para volver a introducir los placebos en el entorno médico", considera Raz. Y añade que, "este estudio proporciona un valioso punto de partida, al menos, para nuevas investigaciones sobre las actitudes de los médicos canadienses hacia el uso de placebos."

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales