Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Cuestionamiento de la supervivencia del más apto

La teoría de la evolución de Darwin y de la supervivencia del más apto no siempre puede ser la correcta, según sugiere un nuevo estudio que muestra que la diversidad biológica puede evolucionar donde antes se pensaba imposible.

Este trabajo conjunto de las Universidades de Bath y Exeter, junto con colaboradores de San Diego State University, representa un nuevo enfoque en el estudio de la evolución y puede conducirnos a una mejor comprensión de la diversidad de bacterias que causan las enfermedades humanas.

Para cualquier nicho dado, debería haber una especie "mejor", o la más dotada, que eventualmente domina y excluye a todas los demás. Los ecologistas llaman a esto el 'principio de exclusión competitiva', y predice que los medio ambientes complejos son necesarios para apoyar la complejidad de poblaciones diversas.

Este principio ha sido probado por los microbiólogos, que construyeron ambientes muy simples en tubos de ensayo del laboratorio, para ver qué pasa después de cientos de generaciones de evolución bacteriana, cerca de 3.000 años en términos humanos, explicó el profesor Robert Beardsmore, de la Univ. de Exeter.

"Se creía que sólo las bacterias más aptas del genoma se quedarían, pero no fue así", comentaba Beardsmore, "los experimentos generaronn una gran cantidad de diversidad genética inesperada."

La clave para este nuevo principio es la cantidad de alimento disponible para las bacterias, dicen los científicos.

"Cuando hay comida abundante, la usan de manera ineficiente", añadió. "Si combinamos esto con la idea que, los organismos con distintas estrategias de uso de los alimentos, también se ven afectados de diferentes maneras por las mutaciones genéticas, entonces descubrimos como nuevo principio, uno en el cual ambos coexisten de forma adaptativa indefinidamente", señaló el profesor Laurence Hurst, de la Universidad de Bath.

Los más aptos hacen buen uso de la comida, y son resistentes a las mutaciones, en tanto que los menos aptos se mantienen sólo por su resistencia a la mutación, dijo el Dr. Ivan Gudelj de Exeter. "Si hay una baja tasa de mutaciones, impera la regla del más apto, pero si no, se mantiene mucho de la diversidad", afirma Gudelj; "de acuerdo con estos experimentos enigmáticos con bacterias, para que funcione este principio se trata, más bien, de la cantidad necesaria de mutaciones. Si la tasa de mutaciones parece lo suficientemente alta para ambos, conseguirán mantenerse tanto los aptos como los no aptos."

"Estrategias opuestas en cuanto al uso de los alimentos pueden coexistir en entornos complejos", señalaba el Dr. David Lipson de la Univ. de San Diego. "Un equilibrio como el caso que hemos estudiado, entre la tasa de crecimiento y la eficiencia, puede dar lugar a una diversidad estable en el más simple posible de los entornos."

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales