Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Bacterias marinas dan esperanzas de nuevos antibióticos

Según los investigadores de las Universidades de Bristol y Birmingham, los antibióticos híbridos pueden ser la clave para eliminar las cepas resistentes a los medicamentos de la superbacteria SARM.

Unos químicos de Bristol y genetistas de Birmingham, han descubierto cómo unas bacterias marinas unidas con dos antibióticos pueden crear, independientemente de cada uno de ellos, un potente producto químico capaz de eliminar las cepas resistentes a los medicamentos de SARM.

Ellos esperan que estos antibióticos híbridos puedan ayudar a resolver el problema de las infecciones bacterianas resistentes a prácticamente todos los antibióticos.

Los investigadores determinaron la secuencia completa del ADN de la bacteria marina Pseudoalteromonas SANK73390, la cual produjo un nuevo antibiótico, el thiomarinol. Éste es propiedad de la compañía farmacéutica japonesa Daiichi-Sankyo, que también participó en la investigación.

Más tarde, identificaron los genes responsables de la creación del antibiótico, basándose en su similitud con los genes que producen un antibiótico relacionado, pero menos potente, la mupirocina. Los genes están localizados en un plásmido++, una relativamente pequeña molécula extracromosómica de ADN, lo suficientemente grande como para transportar genes de replicación autónoma, y que puede producir el antibiótico.

El plásmido portador de genes que crea el antibiótico parecido a la mupirocina, además de un segundo antibiótico, la holomicina, y un gen responsable de unir los antibióticos entre sí, para formar una molécula más potente. El producto químico resultante es capaz de inhibir el crecimiento de las cepas de SARM que se han vuelto resistentes a la mupirocina, utilizada actualmente para tratar a la superbacteria.

"Esto demuestra cómo la mupoirocina puede ser modificada para hacerla más potente y sugiere que, las moléculas relacionadas podrían ser utilizadas frente al incremento problemático de las enterobacteriacae, como la Escherichia coli o la Klebsiella pneumonia", afimó el investigador principal y profesor, Chris Thomas.

Mediante el uso de estas cepas mutantes no es posible hacer parte de la mupirocina o holomicina, el equipo cultivó compuestos alternativos de bacterias en un proceso llamado mutasíntesis para crear una familia de nuevas moléculas. Algunos de ellas demostraron actividad biológica en las pruebas.

"Esto nos brinda la esperanza de que el sistema permitirá la producción de nuevos antibióticos que pueden ayudar a combatir el creciente problema de la resistencia a los antibióticos de las bacterias patógenas", añadió Thomas.

  • Referencia: LabNews.co.uk, 24 mayo 2011
  • Imagen: Crédito pre4med/flickr .

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales