Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Los ritmos de la vida del océano, circadianos y lunares

Los ritmos circadianos son bien conocidos por los biólogos, con cientos de estudios que analizan los vínculos fundamentales entre la luz del sol, los relojes celulares, las hormonas y el funcionamiento del metabolismo.

Pero durante los primeros miles de millones de años de vida en la tierra, no sólo eran los ciclos solares lo que importaba. Los ciclos lunares y las mareas eran también importantes, de hecho, para las criaturas marinas de hoy todavía lo son. Sin embargo, estos ciclos no reciben la suficiente atención científica.

"Cuando nos fijamos en la literatura de los ritmos lunares y circadianos, aparecen ambos como igualmente importantes" hasta en los tempranos años de 1980, apuntaba el neurobiólogo evolutivo Kristin Tessmar-Raible, de la Universidad de Austria de Viena.

Fue entonces cuando se clonó el primer gen de reloj circadiano de una mosca de la fruta, permitiendo a los científicos poder manipular sus funciones en un modelo orgánico común, y esto cambió su enfoque. "Todo cambió en la biología molecular moderna después de observar en moscas de la fruta y ratones, que sólo tienen ritmos circadianos", señaló.

En una revisión de estudios publicados en marzo, Tessmar Raible y Florian Raible, biólogo molecular de la Universidad de Viena, describe la ubicuidad de los ciclos lunares y de las mareas de las criaturas del océano, y ofrece una comprensión embrionaria de cómo funcionan estos ciclos.

Su interés se desencadenó hace varios años en unos trabajos sobre Platyneereis dumerilii, un gusano marino conocido por los biólogos evolutivos como un fósil viviente, de los últimos intercambios de un ancestro común con los vertebrados de hace 600 millones de años. Descubrieron una célula fotosensible, anteriormente desconocida, en lo profundo del cerebro de los gusanos ", alejados de cualquier luz.

Desconcertado por su localización, investigó la historia natural del gusano, enterándose de que sus ciclos de desove se correspondían con los tiempos de los ciclos lunares. En conferencias con biólogos marinos, Raible y Tessmar Raible conocieron de una amplia literatura sobre el comportamiento animal y los ciclos lunares.

A partir de las algas y las medusas hasta los gusanos, crustáceos, moluscos y peces, abundan los ejemplos de comportamientos que cambian de acuerdo a la luna y las mareas. La investigación molecular está comenzando ahora, y abundan las preguntas. Las preguntas más básicas sobre cómo funcionan los mecanismos del reloj lunar, y también, el número de mecanismos de relojes que existen.

"¿Cuántos relojes hay? Es una cuestión abierta", comentaba Raible. "Uno puede imaginarse las posibles diferencias entre las especies. Desde luego no es la luz, podría ser la presión del agua. Todo esto es pura investigación. Será muy interesante poder ver y comparar entre especies. Puede ser el mismo sistema, o pueden haberse desarrollado sistemas independientes."

Otra cuestión es si los relojes lunares interfieren o no con los relojes circadianos. Otra es si las criaturas terrestres se regulan aún por los relojes lunares. No es usual que los vertebrados complejos terrestres compartan características con los antiguos antepasados marinos; en los humanos, los ciclos reproductivos de las mujeres se pueden correlacionar con los ciclos lunares, aunque las evidencias son variadas.

Sin embargo, Raible y Tessmar-Raible que los patrones reproductivos de muchos otros animales no muestran ninguna conexión con la luna y advierte contra la especulación.

Para ellos, la comprensión de los ciclos lunares no se trata tanto de la investigación de posibles análogos terrestres sino de llegar a una comprensión más profunda de las criaturas oceánicas, las cuales, a pesar de nuestra perspectiva humana, dominan la vida en la tierra.

"Primero queremos entender cómo funcionan esto en los organismos que realmente tienen relojes lunares, y ver qué moléculas están involucradas", señaló Tessmar-Raible. "Saber cuáles están realmente involucradas en los vertebrados. Si nosotros contamos con ellas, entonces ¿qué están haciendo? Ya veremos..."

  • Referencia: Wired.com, por Brandon Keim, 2 de marzo 2011
  • Images: 2) Carta filogenética de animales con ciclos lunares (Bioessays).

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales