NEUROLOGIA

MATERIALES

SALUD

En Google+

» » Ciencia de la primavera: El reloj interno de las plantas avisa que ya viene la primavera

Justo cuando llegan las aves y las abejas comienzan a zumbar, las flores y los árboles saben de alguna manera que deben abrir sus capullos e iniciar la floración. Pero la forma exacta en que las plantas despiertan a esa llamada ha sido siempre un misterio.

“¿Por qué tienen ese cuidado las plantas? La respuesta general a eso, es que hay un montón de situaciones en las que es mejor no desarrollar nada hasta que venga la primavera", aclaraba Richard Amasino, profesor de bioquímica, de la Universidad de Wisconsin Madison. “Los árboles quiere asegurarse de que sus brotes están protegidos hasta la primavera."

Sibum Sung, biólogo molecular de la Universidad de Texas, en Austin, se ha formado una idea de cómo funciona esta acción protectora a nivel celular. Descubrió una molécula especial de las plantas que les proporciona la notable capacidad de recordar el invierno y florecer en la fecha prevista de la primavera. Sung publicó sus resultados en diciembre pasado, en la revista Science Express.

Mientras escudriñaban en el ADN de una pequeña col, llamada Arabidopsis, Sung y su colega, descubrieron que la producción de una molécula especial podía ser activada o desactivada por una cadena de material genético. Cuando la planta estaba confortable en el invierno, esta molécula no se producía, reprimiendo la capacidad de la planta para crear flores . Pero después de 20 días de constante clima frío, la producción de la molécula se volvía a activar, lo que indica que otro gen detiene la represión de la producción de flores y empieza a prepararse para la primavera. La planta tiene otros 10 ó 20 días para prepararse ante la venida de temperaturas más cálidas. Sin los 20 días de frioleras temperaturas, la molécula no se produce, aunque haya un breve pico en la lectura del termómetro.

La hipótesis de Sung es que durante millones de años de evolución, esta molécula, llamada Coldair, ha fabricado una especie de memoria celular en generaciones de plantas, permitiéndoles saber que tras un mes de frío invierno pueden ya comenzar su preparación para la primavera.

Por supuesto, aún permanece el misterio. Sung reconoce que su equipo sigue trabajando en cuestiones tales como la forma en que la planta sabe que las temperaturas han sido bajas durante al menos 20 días.

"Bueno, sabemos que hay varias cosas que se producen por el frío, pero, ¿cómo? Eso aún no lo sabemos", apuntó Sung.

Según Amasino, los caminos genéticos implicados son diferentes para cada tipo de planta, pero el tipo de memoria de alarma de reloj es similar. Las causas para esto pueden tener que ver con la evolución temprana de las plantas.

"Las plantas con flores ya habían evolucionado y cambiado hace 150 millones de años, cuando la Tierra todavía era un lugar muy diferente", señaló Amasino. En aquellos tiempos, la Tierra era mucho más cálida, y el océano Atlántico, aún no existía. "Así que hace relativamente poco tiempo que las plantas han tenido que lidiar con el invierno."

Las plantas han ido desarrollando respuestas respecto al frío en los últimos cien millones años de forma independiente, añadió, y esta es una de las razones por lo que las plantas tienen diferentes sistemas únicos para hacer frente a los invernales. "Uno de los objetivos de esta investigación es explorar cómo estos sistemas se han desarrollado en las distintas especies de plantas."

Cuando los cambios climáticos del planeta obran con mayor rapidez, a veces puede ser difícil que las plantas puedan mantenerse. Los investigadores han estado estudiando las primeras plantas que se abren a principios de temporada, apuntaba Ove Nilsson, profesor del Plant Science Centre en Umeå, Suecia. “Otro problema asociado con los principios de la primavera es conseguir la sincronía con los insectos polinizadores.”

"Esto podría ser catastrófico para las plantas, ya que, caso de no sincronizar bien, estas flores podrían morir de frío", agregó.

No obstante, siempre y cuando haya invierno, la naturaleza se aferrará a ese bien establecido reloj de alarma que avisa de la primavera, y la plantas ,una vez más, se abrirán.

  • Referencia: PhysOrg.com, por Katharine Gammon 21 de marzo 2011
  • Fuente: Inside Science News Service.
  • Imagen: En muchas regiones, la floración de los narcisos marca el inicio no oficial de la temporada de primavera. Crédito: ISNS
  • Más información: Vernalization-Mediated Epigenetic Silencing by a Long Intronic Noncoding RNA, Science 7 January 2011: Vol. 331 no. 6013 pp. 76-79. DOI: 10.1126/science.1197349.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Leave a Reply