Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » Los últimos pueblos no contactados

Aún no contactados



01no-contactados

Se cree que existen unas 100 tribus sin contacto con el mundo civilizado. La mayoría de ellas viven en la Amazonia, y a menudo se describen como fósiles vivientes de la Edad de Piedra, una imagen congelada en el tiempo. Tales descripciones son injustas, en realidad, nada sé sabe respecto a cómo vivía la gente en la Edad de Piedra, y tampoco hay razones para pensar que estas culturas indígenas no contactadas no hayan seguido evolucionando a su propio ritmo y manera.

Lo que sí se puede decir, es que estos pueblos no contactados están amenazados por la enfermedad y el desarrollo. Para sobrevivir, necesitan ayuda del mundo exterior.

(Nota del Editor: Posiblemente, el machete que se ve en la fotografía lo obtuvieron a través del comercio con indios que sí mantienen contacto)

Imagen: Gleison Miranda-FUNAI/Survival International.

Los sentineleses



02no-contactados

Si bien la mayoría de los grupos no contactados, o recientemente contactados, viven en la Amazonía, cuatro de ellas viven en las islas de la India, Andaman y Nicobar, al este de la Bahía de Bengala. Se cree que son descendientes directos de las primeras migraciones desde África.

Después del tsunami de 2004, el gobierno indio envió un helicóptero, tratando de ver cómo les había ido a las tribus. En la isla Sentinel del norte, un hombre corría por la playa y disparó una flecha al helicóptero.

Algunas personas piensan que los isleños saben leer bien las señales de la naturaleza y escaparon del tsunami, relativamente indemnes. Es imposible saberlo con seguridad, pero está claro que no querían ayuda.

Imagen: Indian Coast Guard .

Sospechas razonables



03no-contactados

El que los isleños sentineleses no quisieran ayuda después del tsunami de 2004, es perfectamente comprensible. El contacto forzado con los colonos en el siglo XIX dio lugar a muertes por enfermedad. En los años de 1980 y 1990, unos supervivientes de un naufragio visitaron la isla y mataron a varios más.

A pesar de estos problemas, la población de sentineleses se estima entre 50 y 200 personas, ellos viven aislados en una isla, y parece que lo llevan mucho mejor que sus vecinos que tienen un contacto permanente. Los onge y los granandamaneses viven en poblaciones remanentes en pequeñas reservas, no pueden practicar sus formas tradicionales de vida y depende del apoyo del gobierno.

Imagen: Christian Caron/Survival International .

La difícil situación de los Jarawa



04no-contactados

Los jarawa, una tribu nómada de isla de Andaman, de unos 250 individuos, se tomó contacto en 1998, cuando salieron de su resguardado pequeño bosque para visitar pueblos y asentamientos cercanos.


Una carretera construida en la década de 1970 dividió sus tierras en dos, ofreciendo una entrada fácil a los cazadores ilegales y acelerando el desarrollo en las tierras circundantes. El contacto fue un acto de desesperación.

Desde entonces han sido devastados por los brotes de sarampión. El gobierno de la India les da alimentos, tabaco y alcohol a cambio de trabajo, y en 2010 un funcionario del gobierno anunció sus intenciones de integrar a los jarawa. En febrero de este año, el ministro de Asuntos Tribales de la India anunció su apoyo para este proceso.

Imagen: Salome/Survival International.

El progreso en la Amazonia



05no-contactados

Hasta hace poco en Brasil, como en otros lugares del mundo donde aún quedan pueblos indígenas sin contacto directo, éste se tomó de forma oficiosamente política. Ya en 1987, se reconoció que la enfermedad y los conflictos culturales, invariablemente, se producían por el contacto, y llevaron a la revocación de esa política.

La presencia del gobierno brasileño se limita ahora a unos aviones de vigilancia a gran altura. Cuando se documenta la presencia de una tribu, se les da derechos a la tierra y se les deja solos. A veces, sin embargo, las comunidades indígenas no contactadas y el desarrollo entran en colisión. Cuando esto sucede, el gobierno inicia el contacto, con la esperanza de evitar nuevos conflictos.

En un video realizado en 1996 por Brazil's Indian Affairs Department, se tomó contacto con un grupo de indios korubo donde se les dirigió a un campo.

Imagen: Survival International.

La elección de aislarse



06no-contactados

Los pueblos no contactados no son ignorantes del mundo exterior, sino que permanecen aislados por voluntad propia.

En la Amazonia, la mayoría son descendientes de grupos que escaparon de la depredaciones del auge del caucho, un período de desarrollo de barbarie que se inició en el siglo XIX y continuó hasta bien entrado el XX. Las empresas de caucho, ganaderos y otros esclavizaban o exterminaban indios, aquello fue sin duda un genocidio.

En un juicio a un hombre involucrado en una masacre organizada por Arruda, Junqueira & Co., una empresa de caucho, el juez declaró: "Nunca hemos visto un caso donde existiera tanta violencia, ignominia, egoísmo y salvajismo, y tan poco aprecio por la vida humana". La masacre tuvo lugar en 1963.

Imagen: Gleison Miranda, FUNAI.


Caoba mortal



07no-contactados

Las empresas madereras están autorizadas a talar bosques habitados por los pueblos; los conflictos y la enfermedad aparecen pronto, y los supervivientes huyen hacia el este, a las tierras ya ocupadas por otras tribus. En la foto de arriba, un miembro de la tribu Murunahua, le dispararon en un ojo durante el primer contacto con los madereros.

Estas empresas abastecen la demanda de madera de caoba. Perú es el único país de la Amazonia que aún permite que se exporte la caoba. "La responsabilidad radica en que los consumidores hagan boicot a los minoristas", señaló Chris Fagan, director ejecutivo de Upper Amazon Conservancy, un grupo de conservación cultural y ambiental que trabaja al sureste de Perú.

Imagen: Survival International.

La recuperación es posible



08no-contactados

Teniendo en cuenta los peligros que plantea el mundo exterior, puede parecer que las tribus no contactadas y las de poco contacto esten condenadas; sin embargo, existen posibilidades, incluso las tribus afectadas por enfermedades y el desarrollo se pueden recuperar.

En la década de 1980 y principios de 1990, los mineros del oro invadieron las tierras de los Yanomami, en el norte de Brasil y sur de Venezuela. Los mineros mataron a los indios, tanto directamente por medio de la violencia, como indirectamente, a través de la enfermedad. Las poblaciones de Yanomami cayeron.

"Ahora esta zona está finalmente reconocida y demarcada por el gobierno", apuntó Fiona Watson, directora de investigación de Survival International. "Su población está creciendo ahora. La tierra está libre de invasiones. Y si la tierra está protegida y los recursos están ahí, estas personas prosperarán."

Imagen: A Yanomami family./Victor Englebert, Survival International.

Supuestos de la Violencia



09no-contactados

Las tribus no contactadas se consideran normalmente violentas, incluso son utilizados como sustitutos por los investigadores, cuando tratan de calcular conflictos y la violencia en la forma de vivir en la Edad de Piedra. Pero esas extrapolaciones revelan muy poco sobre los indios y mucho acerca de nuestras limitaciones metodológicas.

El antropólogo Napoleón Chagnon, por ejemplo, en un infame escrito decía que uno de cada tres hombres yanomami moría violentamente. No obstante, Chagnon basó sus resultados en un puñado de entrevistas, aceptó las bravuconerías como verdades, y en general ignoró la posibilidades de una historia reciente, donde unos asientos culturales profundos podrían ser responsable de los conflictos.

Chagnon y otros, por no hablar de periodistas y equipos de televisión, también han sido responsables de practicar la llamada "antropología de talonario", gratificando por su cooperación a los indios con motores, armas, alcohol y otros objetos, que sembraron unos conflictos que tenían la intención de estudiar.

Sea cual sea su cultura, las tribus indígenas merecen ser vistas en un contexto de evolución histórica, no como fósiles vivientes.

Imagen: Gleison Miranda, FUNAI.

¿Desconocidos y aislados?



10no-contactados

Recientemente, se han publicado fotografías de un pueblo indígena no contactado, previamente desconocido para el público, un primer anuncio de este tipo desde 2008. Incluso ahora, en una época de globalización, las fotografías de satélite y de poblaciones industriales cada vez mayores, siguen existiendo pueblos indígenas no contactados que aún no se han descubierto.

Según los yanomami, algunos miembros no contactados de su tribu todavía existen. Les llaman los Moxateteu.

Imagen: A Yanomami village structure./Survival International.

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales