Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Las expectativas aceleran la percepción consciente

El cerebro humano funciona a velocidades increíbles. Sin embargo, las impresiones visuales son tan complejas que su tratamiento tarda varios cientos de milisegundos antes de entrar en nuestra conciencia. Los científicos del Instituto Max Planck de Investigación Cerebral en Frankfurt, han demostrado que esta demora es variable. 

Cuando el cerebro posee cierta información previa, es decir, cuando ya sabe lo que está a punto de ver, el reconocimiento consciente transcurre más rápido. Hasta ahora, los neurocientíficos suponían que los procesos que conducen a la percepción consciente eran bastante rígidos y que su temporización no variaba.

En su camino desde el ojo, los estímulos visuales son analizados de múltiples maneras en diferentes etapas de procesamiento del cerebro. Deben transcurrir varios pasos de procesamiento para que los estímulos lleguen a la percepción consciente.  Este proceso inconsciente dura unos 300 milisegundos. Los científicos del Instituto Max Planck querían demostrar que la temporización de este proceso, lejos de ser rígida, es realmente variable. En un experimento, los participantes percibieron los estímulos de manera más eficiente y más rápido cuando sabían a qué atenerse.

Para investigar esto, los científicos les mostraron unas imágenes con un fondo de puntos distribuidos aleatoriamente en un monitor. Durante la secuencia de imágenes, la distribución de los puntos cambiaba de manera sistemática de manera que el símbolo aparecía gradualmente. Después de cada imagen, los participantes indicaban si podían ver el símbolo pulsando un botón. Tan pronto como el símbolo aparecía plenamente y reconocible de forma clara, los científicos presentaban la misma secuencia de imágenes en orden inverso, de tal manera que el símbolo se desvanecía de nuevo gradualmente. Durante todo el experimento, las electroencefalografías (EEG), medían a los participantes.

Considerando el tiempo relativamente largo que llevó a los participantes, reconocer el símbolo en la primera secuencia de imágenes con el incremento de visibilidad, el umbral de conciencia de la segunda presentación, con su reversión de imágenes, fue mucho menor. Los participantes fueron capaces de reconocer las letras, incluso con una resolución muy pobre. "Las expectativas basadas en la información previa adquirida parece que ayudaban a percibir más rápidamente el objeto consciente", señalaba Lucía Melloni, principal autora del estudio. Una vez que los participantes sabían que el símbolo se escondía en un campo aleatorio de ruido, fueron capaces de percibir mejor. Los científicos han confirmado estudios anteriores, según los cuales, la gente percibe mejor los objetos en movimiento, si ya saben en qué dirección se mueven los objetos.

Por otra parte, las mediciones del EEG produjo resultados sorprendentes. "Encontramos que el tiempo para la percepción consciente cambiaba en función de las expectativas de la persona", observaba Lucía Melloni. Si los participantes podían predecir lo que iban a ver, el patrón característico del EEG de la percepción consciente se realizaba 100 milisegundos antes que sin las expectativas previas.

Los científicos, por lo tanto, han encontrado una explicación concluyente a los resultados contradictorios de otros grupos de investigación neurocientífica. Dependiendo del estudio, se habían visto mediciones rápidas y otras largas del EEG que se correlacionaban con la percepción consciente. "Nuestra investigación explica esta variabilidad en la temporización. Al parecer, el cerebro no procesa los estímulos de manera rígida ni a la misma velocidad; sino que es flexible", explica Wolf Singer. El procesamiento es, consecuentemente, más rápido si el cerebro sólo tiene que comparar la información recibida visual con una expectativa previamente establecida. El resultado es obvio, la percepción consciente sucede más pronto. Por el contrario, si el cerebro tiene que evaluar un estímulo a partir de cero, debido a la falta de información previa, el proceso toma más tiempo.

Estos resultados vienen a mostrar que los anteriores estudios de EEG se han interpretado incorrectamente. "Puesto que la interpretación depende en gran medida de la secuencia de eventos, la actividad del EEG puede no haya sido correctamente asignada a los procesos de la conciencia", conjetura Wolf Singer, director del Departamento de Neurofisiología del Instituto Max Planck para la Investigación Cerebral, en Frankfurt. "A la luz de estos resultados, parece necesario volver a investigar los correlatos neuronales de la conciencia."


  • Referencia: ScienceDaily.com, 3 febrero 2011
  • Fuente: Max-Planck-Gesellschaft .
  • Artículo de Referencia: L. Melloni, C. M. Schwiedrzik, N. Muller, E. Rodriguez, W. Singer. Expectations Change the Signatures and Timing of Electrophysiological Correlates of Perceptual Awareness. Journal of Neuroscience, 2011; 31 (4): 1386 DOI: 10.1523/JNEUROSCI.4570-10.2011.   
  • Imagen: Este diagrama muestra el montaje experimental utilizado por los investigadores del Max Planck, para examinar cómo el cerebro humano procesa la información visual. Crédito de Max-Planck-Gesellschaft.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales