Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » El bienestar futuro, dada la presión social y ecológica, comienza por la protección del suelo

En todas partes bajo nuestros pies, el humilde suelo puede ser fácilmente pasado por alto cuando se trata de hacer frente al cambio climático y al crecimiento de la población. Sin embargo, en la edición de enero-febrero de Soil Science Society of America Journal, un equipo de científicos destacan cómo el suelo es una pieza esencial de la biosfera y reclaman más atención para protegerlo. Las estrategias para ello pueden ser la reorientación y fomento de la investigación, la comunicación y su importancia para el público.

"El artículo es un llamado a lograr una mayor participación de todas las partes interesadas sobre el estrés del planeta", señalaba el científico del suelo Cesar Izaurralde, de Joint Global Change Research Institute del College Park, Maryland, en colaboración con el Departamento de Energía del Laboratorio Nacional Pacific Northwest en Richland, Washington, y la Universidad de Maryland. "Es necesaria una mejor comprensión de los suelos para ayudar a sobrellevar los cambios, ya que muchos de ellos serán con los que las generaciones futuras tendrán que lidiar."

La gente no suele pensar mucho sobre el suelo, aunque éste, tranquilo y sin pausa, continúa prestando los servicios a la vida en la Tierra. El suelo sirve de base para la producción de alimentos y fibras, soporta la diversidad de plantas, animales y vida microbiana, además de regular los ciclos de nutrientes y el intercambio de gases con la atmósfera, en él se basa la cultura de nuestro sentido interno de hogar, de lugar, de la renovación del espíritu.

Sin embargo, los cambios que suceden en nuestro planeta están afectando a los servicios prestados por el suelo. Si estos cambios son naturales o estimulados por las actividades de una población cada vez mayor, existe la necesidad urgente de renovar estos servicios esenciales. Después de todo, el agotamiento del suelo aceleró el colapso de al menos una sociedad, los griegos, y contribuyó a las dificultades económicas durante el pasado siglo en las Grandes Llanuras de los Estados Unidos.

Un equipo internacional de investigadores, sugieren que los científicos del suelo y otros, puedan trabajar juntos y poder divisar estrategias que salvaguarden al suelo en beneficio del planeta, a las gentes que lo habitan, ahora y en el futuro, y a todas las otras formas de vida que dependen de la gestión humana.

Presentado en 2008, el equipo de Emerging Issues in Soil Science Committee of the Soil Science Society of America, define algunas de las cuestiones más urgentes que enfrentará la humanidad en las próximas décadas, y exploran caminos para la investigación que puedan ayudar a abordar estas cuestiones.

En en amplio debate, los científicos tratan ocho temas críticos: la demanda de alimentos, el agua, los nutrientes y la energía, y los desafíos del cambio climático, la pérdida de biodiversidad, el reciclaje de residuos biológicos y la equidad de los recursos mundiales.

Por ejemplo, la alimentación de la creciente población requiere de una planificación que proteja el suelo y el medio ambiente, y esa gestión puede ayudar, por ejemplo, a la gente a utilizar el agua de las piscinas de forma más inteligente. Los nutrientes del suelo pueden agotarse, así que será importante preservar la fertilidad del suelo, a la vez que optimizar las cosechas. El cambio climático, sin duda, afectará a la productividad y la resistencia del suelo, y éste se apoya en la diversidad biológica de los organismos grandes y pequeños que viven sobre él. El uso de los suelos para reciclar desechos biológicos tiene el potencial de recargar los recursos renovables de un valor incalculable. Por último, el suelo es la piel de nuestro planeta, y como tal, debe ser visto como un recurso global, aunque gestionado localmente.

Reorientar la investigación a los problemas más urgentes, ampliar esta visión del suelo a los ecosistemas enteros, motivar a los científicos jóvenes en el estudio y la investigación en este campo, y a mejorar la imagen de la ciencia del suelo con las mejores historias de sus éxitos del pasado y las perspectivas futuras.

Las conversaciones que los investigadores esperan obtener, pueden ayudar a la ciencia del suelo a obtener una mayor relevancia en la preservación de nuestro frágil hogar sobre este cambiante planeta.

  • Referencia: EurekAlert!.com | Mary Beckman | 9-febrero-2011
  • Fuente: DOE/Pacific Northwest National Laboratory.
  • Diario de referencia: HH Janzen, PE Fixen, AJ Franzluebbers, J. Hattey, RC Izaurralde, QM Ketterings, DA Lobb, WH Schlesinger, Global Prospects Rooted in Soil Science, Soil Sci.Soc.Am. J. 75:1-8,DOI: 10.2136/sssaj2009.0216 (Available for no charge until March 4, 2011. https://www.soils.org/publications/sssaj/abstracts/75/1/1 )
  • Imagen: El cambio climático y el crecimiento de la población afectará a la salud del suelo y a su capacidad de soportar la enorme presión poblacional de la Tierra. Crédito: Sheila Torgunrud

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales