Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Descubren el cementerio más antiguo: 16 500 años

Antropólogos de las Universidades de Toronto y Cambridge, han descubierto el cementerio más antiguo, al norte de Jordania. Las tumbas del cementerio contienen restos humanos enterrados junto a los de un zorro rojo, lo que sugiere que el animal era mantenido como mascota por los seres humanos mucho antes que los perros.

El sitio, de 16.500 años de antigüedad en 'Uyun al-Hammam, fue descubierto en 2000 por una expedición liderada por Edward (Ted) Banning, profesor de la Universidad de Toronto y su ayudante y también investigadora Lisa Maher. "Las recientes excavaciones arqueológicas, han descubierto los restos de al menos 11 individuos (más que todos los demás sitios de este tipo combinados)", señala Banning, del Departamento de Antropología, de la Univ. Toronto.

En investigaciones anteriores se identificaron los primeros cementerios de la región en un período tardío (Natufiense, hace 15,000-12,000 años). Estos se destacaron para la particularidad de los entierros de humanos con los perros. Uno de estos casos, fue el de una mujer enterrada con su mano en un cachorro, mientras que otros incluían tres humanos enterrados con dos perros, junto con conchas de tortuga. Sin embargo, esta nueva investigación demuestra que algunas de estas prácticas son más antiguas.

La mayoría de los individuos enterrados en este sitio de Jordania, fueron encontrados con lo que se conoce como "ajuar funerario", formado por herramientas de piedra, una cuchara de hueso, partes de animales y ocre rojo (un mineral de hierro). Una de las tumbas contenía un cráneo y el hueso superior del brazo derecho de un zorro rojo, el ocre rojo ceñido al cráneo, junto con los huesos de ciervos y gacelas salvajes. Otra tumba cercana contenía el esqueleto casi completo de un zorro rojo, faltaba su cráneo y el hueso superior del brazo derecho, indicando que en la prehistoria habían sido trasladadas partes de un único zorro de una tumba a otra.

"Parece que hemos encontrado el caso de matar a un zorro y enterrarlo con su dueño", comentó Maher, que dirige las excavaciones en el sitio. "Más tarde, la tumba fue reabierta por alguna razón y movieron el cuerpo humano. Pero debido a que el vínculo entre zorro y humano había sido importante, movieron también al zorro."

Los investigadores dicen que esto podría sugerir que los zorros eran tratados en la época de la misma manera que los perros, en lo que podría haber sido los primeros intentos de domesticar a los zorros, aunque no una domesticación exitosa. Los estudios han demostrado que los zorros pueden estar bajo control humano, aunque no es fácil de hacer, dado su carácter tímido y asustadizo, algo que podría explicar por qué los perros, en última instancia, lograron es estatus de ser "el mejor amigo del hombre" en su lugar.

"Sin embargo, también es digno de mención que las tumbas contienen restos de otros animales, por lo que sólo tomamos la analogía del zorro y el perro por ahora", dice Banning. "Debemos recordar que de los más recientes cazadores-recolectores se considera que guardaban relaciones sociales con una amplia gama de animales salvajes, incluidos los que cazaban, y que ello ha podido ocasionar unas formas preestablecidas para el tratamiento de los demás animales, incluso a representar relaciones entre humanos y entre animales. Según Banning, la hipótesis de la "mascota" es sólo una entre varias, lo que ocurre es que encaja con nuestras ideas preconcebidas sobre las relaciones humanas modernas con los perros.

De todas formas, dado que la misma tumba que contenía los restos de zorro, también contenía otros huesos, el hallazgo ofrece importantes pistas sobre distintos métodos de enterramiento de las civilizaciones del pasado.

"Estos fueron inusualmente densos y de diversa concentración de huesos, e indican prácticas funerarias muy primitivas en las que el entierro de los animales seleccionados participaban con el de los humanos", detalla Banning. "El sitio ayuda a la comprensión del desarrollo de ideas sobre la muerte y la práctica mortuoria, y en nuestra comprensión sobre los orígenes de la domesticación de animales, como los perros."

Los detalles del hallazgo están publicados en PLoS ONE, la Public Library of Science. El trabajo de campo e la investigación de Banning, Maher y sus colegas, fue financiado en parte por Social Sciences and Humanities Research Council de Canadá y National Geographic Research Exploration Grant.

  • Referencia: ScienceDaily.com, 2 de febrero de 2011
  • Imagen: Epipaleolítico, crédito: Lisa A. Maher, Jay T. Stock, Sarah Finney, James J. N. Heywood, Preston T. Miracle, Edward B. Banning.
  • Fuente: Universidad de Toronto .
  • Referencia original: Lisa A. Maher, Jay T. Stock, Sarah Finney, James J. N. Heywood, Preston T. Miracle, Edward B. Banning. A Unique Human-Fox Burial from a Pre-Natufian Cemetery in the Levant (Jordan). PLoS ONE, 2011; 6 (1): e15815 DOI: 10.1371/journal.pone.0015815.
 

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales