Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Calcular la huella del nitrógeno, vivir de manera sostenible

Las personas que quieren comer sano y vivir de manera sostenible tienen una nueva manera de medir su impacto sobre el medio ambiente, han sacado una herramienta web que calcula la "huella de nitrógeno" [nitrogen footprint] de un individuo. El dispositivo ha sido creado por el científico ambiental James N. Galloway, de la Universidad de Virginia, Allison Leach, asistente de investigación en la Universidad de Virginia, y colegas de los Países Bajos y la Universidad de Maryland.

La calculadora es un proyecto de la Iniciativa Internacional del Nitrógeno, una red mundial de científicos que comparten investigación y datos sobre el dilema del nitrógeno. El proyecto fue anunciado 19 de febrero en la reunión anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia en Washington.

¿Cuál es el dilema del nitrógeno? Aunque algunos residentes de la Bahía de Chesapeake y del Golfo de México probablemente están familiarizado con él, resulta desconocido para la mayoría de personas fuera del mundo agrícola. Durante los últimos 30 años, Galloway y otros científicos, han venido tomando nota de la muerte de peces en las zonas costeras, las amenazas para la salud humana como consecuencia de la contaminación del aire y el agua, y de los cambios en la biodiversidad mundial y el clima. Esta herramienta es uno de sus intentos que intentan fomentar una mayor comprensión sobre el papel del nitrógeno en nuestras vidas.

"El nitrógeno, como cualquier agricultor sabe, es esencial para la vida vegetal", afimaba Galloway, decano asociado de ciencias del Colegio de Artes y Ciencias de la Universidad de Virginia y el profesor, Sidman P. Poole, de Ciencias Ambientales. "Pero el uso generalizado de fertilizantes nitrogenados sintéticos para aumentar la producción de los cultivos, se ha traducido en un exceso de nitrógeno procedentes de las granjas, básicamente agregando fertilizantes indeseados, innecesarios para nuestros sistemas naturales, y con resultados desastrosos. La combustión de combustibles fósiles añade aún más nitrógeno a nuestro entorno. Es una larga historia no contada."

Los científicos consideran la contaminación por nitrógeno el principal problema ambiental, lo que incluye un daño significativo en la calidad del aire y del agua en lugares como la bahía de Chesapeake, donde el gobierno federal ha dedicado cientos de millones de dólares para reducir la escorrentía de nitrógeno de las granjas y la industria. De manera similar, la escorrentía de nitrógeno de las granjas del medio oeste, que desemboca finalmente en el Golfo de México, son en gran parte responsables de floraciones de algas hipóxicas que sofocan las aguas costeras, dando lugar en estas zonas a la pérdida de peces y mariscos.

Para crear conciencia, Galloway, un científico pionero en el nitrógeno, organizó un equipo internacional de expertos para desarrollar la calculadora de la huella como una herramienta educativa, tanto él como sus colegas, esperan elevar la conciencia sobre las emisiones de nitrógeno y estimular a la gente a hacer algo. La calculadora mide qué y cuánto comes, y otros factores como la forma de viajar, y así muestra el impacto del ciclo del nitrógeno.

El sitio web también hace recomendaciones sobre cómo disminuir la "huella de nitrógeno". Son similares a otras opciones de vida sostenibles: reducir los viajes en avión, elegir la energía renovable y comer menos carne, especialmente carne de vacuno (ya que el ganado consume grandes cantidades de piensos que requieren mucho fertilizante). Los profesores ya están utilizando esta herramienta en las aulas, para enseñar a los estudiantes cómo un individuo puede ayudar a restaurar el ciclo natural del nitrógeno.

"Resolver el dilema del nitrógeno es el gran desafío de nuestro tiempo", declaró Leach. "Calcula el impacto individual, y da pequeños pasos para reducirlo, todos podemos jugar un papel y enviar un fuerte mensaje a los líderes de nuestras naciones de que queremos tomar en serio este problema".

Esta nueva calculadora de huella es la primera de una serie de herramientas de investigación, conocidas como N-Print, que Galloway y su equipo están desarrollando, para conectar la producción de nitrógeno con las políticas que se usan para su gestión. El equipo está actualmente creando una calculadora similar para los agricultores y otros usuarios del nitrógeno, así como una herramienta para que las autoridades proporcionen límites máximos regionales para las emisiones de nitrógeno, que mostrará la cantidad de nitrógeno que puede liberarse en estas regiones sin llegar a ser un impacto ambiental negativo.

"Hay soluciones disponibles para reducir la polución de nitrógeno," señaló Galloway. "Se trata de conseguir acuerdos entre consumidores, productores y políticos, y así poder resolverlo".

Los fertilizantes químicos usados en los motores de combustión son las principales fuentes de la contaminación de nitrógeno. Los científicos están registrando cambios drásticos en los ecosistemas desde EE.UU. a China, y avisan que la interrupción del ciclo natural del nitrógeno de los ecosistemas se debe a la actividad humana, y encabeza la lista mundial de puntos de inflexión, considerándolo una amenaza superior a la de la biodiversidad mundial. Contribuye a los problemas de la salud humana, la contaminación del agua, el agotamiento de la capa de ozono, la polución, el cambio climático y las zonas costeras muertas. El óxido nitroso, creado sobre todo a partir de los cereales y en la producción de carne, es también un gas de efecto invernadero, 300 veces más potente que el dióxido de carbono.

Este proyecto está apoyado por el Instituto Agouron, Agencia de Protección Ambiental de EE.UU., la Universidad de Virginia, y el Centro de Investigación de Energía de los Países Bajos.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales