Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » 10 maneras de mantener tu mente en forma

Esperamos que la destreza de nuestras articulaciones y pulmones disminuyan lentamente con los años, pero que también lo haga el pensamiento resulta intolerable. He aquí algunos consejos para prevenir el declive de la destreza mental.

10. Hacer ejercicio
Los científicos están convencidos que el ejercicio aeróbico regular puede ser lo más importante que podemos hacer por la salud a largo plazo de nuestro cerebro. Mientras que el corazón y los pulmones responden en voz alta a una carrera de velocidad, el cerebro, aunque en silencio, también consigue estar más en forma a cada paso. Para una buena aptitud mental, no estaría mal 30 minutos de actividad física todos los días.

9. Comer y comer
La energía, tanto en exceso como deficitaria puede entorpecer la delicada maquinaria del cerebro. Una dieta de bajo contenido glucémico, con fibra y cantidades moderadas de grasas y proteínas, se descompone más lentamente en el cuerpo que los alimentos con alto contenido glucémico, como dulces y almidones blancos. El ritmo constante de la digestión en el intestino da un flujo más confiable de energía para el cerebro y, probablemente, una optimización de la salud a largo plazo del órgano y su rendimiento.

8. Observar la dieta
Mientras que excederse puede provocar un enlentecimiento del cerebro y puede perjudicar a largo plazo al cerebro, muy pocas calorías también puede afectar a la función cerebral. Las dietas extremas pueden hacer que algunos fanáticos sientan períodos de calma, una sensación que subyace en la adicción a la anorexia, aunque muchos estudios también han relacionado la dieta con la distracción, la confusión y el deterioro de la memoria.

7. Cuidar el cuerpo
Muchas enfermedades son prevenibles, como la diabetes tipo II, la obesidad e la hipertensión, y todas afectan al cerebro. Los problemas de salud de todo el sistema están relacionados con un mayor riesgo de deterioro cognitivo y de la memoria. Conservar un sistema circulatorio en buen estado, evitando, por ejemplo, los cigarrillos y las grasas saturadas, reduce el ataque de daños relacionados con el envejecimiento del cerebro.

6. La belleza del descanso
Con el descanso y el sueño, la memoria consolida o descarta recuerdos. Un estudio reciente encontró que, cuando no dormimos, las proteínas se acumulan en las sinapsis, y posiblemente produzca dificultades en el pensar y aprender cosas nuevas. Por otra parte, cuando el mal dormir es crónico (en contraste con no suficiente), es relaciona con el declive cognitivo de la vejez, aunque dicha relación no es causal.

5. Disfrutar del café
Crecientes evidencias sugieren que el hábito de la cafeína puede proteger al cerebro. Según grandes estudios longitudinales, de dos a cuatro tazas al día pueden evitar el declive cognitivo normal y puede disminuir la incidencia de la enfermedad de Alzheimer entre un 30 y un 60 por ciento. No está claro, si los beneficios provienen de la cafeína o de los antioxidantes que se encuentran en el café, el té o el café con leche, pero sí que puede mejorar la cognición a partir de su consumo y posteriormente.

4. Comer pescado
Algunas teorías dan crédito a que la introducción del pescado en la dieta humana, pudo evolucionar nuestra destreza cognitiva. Los ácidos grasos esenciales, como el Omega 3, son esenciales para el funcionamiento del cerebro, y han demostrado ser beneficiosos para el tratamiento de dolencias, como el debilitamiento cerebral de la depresión. Los estudios sobre la eficacia de los suplementos de Omega 3, sin embargo, han tenido resultados mixtos, ya sea obteniendo la dosis de otras fuentes de alimentos, como las semillas de lino, pescados grasos o animales alimentados con pasto.

3. Relajarse
El estrés paga peaje en el cerebro al pasar productos químicos nocivos sobre el hipocampo y otras áreas del cerebro involucradas en la memoria. Algunos científicos sospechan que, un estilo de vida equilibrado y realizar actividades relajantes como el yoga, la socialización y las ocupaciones manuales puede retrasar la pérdida de memoria, por su efecto reductor del estrés.

2. Pasar de los suplementos
Los suplementos han ido consiguiendo recientemente una mala reputación, incluso los multivitamínicos familiares parecen ahora un desperdicio de dinero, o peor. Las píldoras del cerebro, como el ginkgo y la melatonina, probablemente deban ir a la basura también. A pesar de su origen "natural", no están libres de efectos secundarios potenciales, como subir la presión arterial, problemas de digestión, problemas de fertilidad y depresivos. Y entre los individuos sanos, el ginkgo tampoco ofrece beneficios para el cerebro más allá de comportarse como placebo (En algunos casos, el placebo funcionó mejor).

1. Tienta a tu cerebro
Si los crucigramas, sudokus y otros rompecabezas cerebrales, realmente mantienen al cerebro en forma, es algo que todavía no ha sido bien establecido. Sin embargo, la carencia de educación predice fuertemente el declive cognitivo. Cuanto más trates de aprender, mejor tendrás los abdominales mentales en la vejez. La clave puede estar en hacer frente a las cosas nuevas, el desafío de lo desconocido es probablemente más beneficioso que recomponer puzzles una y otra vez.

  • Referencia: LiveScience.com, 18 February 2011, por Robin Nixon
  • Imagen de LiveScience.com .

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales