Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Secretos en piedra

Todo apuntaba a una excavación de rutina de lo que se pensaba que era un túmulo funerario. Pero bajo el montículo, los arqueólogos de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología y el Museo de Historia Natural y Arqueología se encontraba algo más: unos inusuales petroglifos de la Edad de Bronce. "Creemos que estos son muy especiales en el contexto de Noruega", señaló el investigador del museo y el director del proyecto Anne Haug.

La excavación en Stjørdal, justo al norte de Trondheim, se hacía necesaria debido a la ampliación de una cantera de grava. y dado que los arqueólogos del proyecto no previeron que la excavación sería muy complicada, los investigadores del museo dedicaron tan sólo tres semanas al esfuerzo.

Petroglifos bajo el sitio de la cremación

Luego vinieron las sorpresas. En primer lugar, resultó que los constructores de montículos había utilizado una colina existente como punto de partida, que por supuesto los ahorró tiempo y esfuerzo. La propia colina hizo del túmulo una sepultura aún más grande y monumental de lo que podría haber sido de otra manera.

Pero los investigadores sospecharon que podría haber otra razón para la elección de la colina, entonces hallaron los restos de dos cremaciones, o más bien una capa de fuego que también contenía fragmentos de hueso. Debajo de ellos descubrieron muchos petroglifos, y entre ellos, ocho dibujos que mostraban plantas de pies, con reticulado. También había cinco depresiones poco profundas, explicaba Haug.

Al sur del túmulo se encontraron también dos dibujos de barcos y varios otros dibujos de plantas de pies con sus dedos.

Relación ambigua entre el túmulo y los dibujos

"Este es un descubrimiento muy especial, y no tenemos conocimiento de otros hallazgos similares en el condado de Trøndelag", dijo. "La tumba podría haber sido deliberadamente construida sobre los petroglifos, probablemente como parte del ritual funerario. Basándonos en el tipo de personajes y sobre todo en los dibujos de las plantas de los pies, que se han fechado en la Edad de Bronce, del 1800 a 500 a.n.e."

"¿Por qué existen unos pies planos solos por debajo de la tumba es un rompecabezas. Pero si interpretamos el hallazgo en términos de culto a la fertilidad, es posible que las plantas representen a una Diosa y el poder de dar la vida. Eso significa que podemos tener la vida y la muerte representadas en un solo lugar", añadió.

Único en el contexto de Noruega

Haug dice que hubo un descubrimiento similar en el Condado de Østlandet, un área llamada Jong, en Bærum, donde los petroglifos que ilustra plantas de pies se encontraron en una tumba que se remonta a la Edad del Bronce. En el contexto nórdico, este fenómeno es más común, y hay varios ejemplos de entierros que se combinaban con el arte rupestre, en particular, los petroglifos de plantas de pies de Bohuslän, patrimonio de la Humanidad en Suecia.

Todavía no está claro si la tumba se puso en marcha al mismo tiempo que los petroglifos, comenta Haug. La excavación comenzó en septiembre de 2010 y se prorrogó hasta finales de octubre, pero el análisis está en curso.

Han encontrado alrededor de 900 gramos de huesos quemados, probablemente de una o más personas, y esperamos ser capaces de llevar a cabo la datación del C-14 de esta materia, además de un análisis para poder determinar algo más sobre el sexo y la edad de la individuos de la tumba.

"En la actualidad, hemos encontrado varios dientes humanos, así como lo que parecen ser restos de costillas humanas. También se encontramos un diente de animal que sugiere que uno o más animales podrían haber sido colocados en la tumba junto con quien estaba enterrado allí", agregó. Había muy pocos objetos en la tumba, sólo un objeto plano de metal corroído en la capa quemada. Es difícil saber de qué se trataba, aunque dicho objeto se analizará por rayos X.

¿Restos de una necrópolis más grande?

No está claro si el lugar de entierro original contenía dos túmulos, o si sólo era una zona de enterramiento de gran tamaño.

El D. Lorenz Kluwer fue quien describió un cementerio en la zona por primera vez, en 1818, y el arqueólogo Carlos Rygh también describió el sitio en 1879. Y es probable que las tumbas excavadas más recientes sean los últimos restos de este cementerio.

Las tumbas y el arte rupestre se remontan probablemente a la transición entre la Edad del Bronce y la Edad de Hierro, desde el 500 a.n.e. hasta el año 0.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales