Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » Se han encontrado con vida organismos de hace 34.000 años de antigüedad

Parece el cuento de una película de culto ciencia ficción de la década de 1960: Unos científicos, tras una investigación climática, descubren unos antiguos cristales de sal desenterrados de las profundidades del Valle de la Muerte. Los brillantes cristales fueron empaquetados cuidadosamente hasta que unos años más tarde, un joven y desconocido investigador, echa una segunda mirada a esos cristales de hace 34.000 años, y atónito descubre algo extraño atrapado en su interior. Algo ... vivo.

Por fortuna, esta historia no termina con la destrucción de la raza humana, sino con un científico satisfecho de haber terminado su doctorado. "Fue realmente una gran sorpresa para mí", exclamó Brian Schubert, que descubrió esas antiguas bacterias que viven en las diminutas cámaras del interior llenas de líquido de los cristales de sal.

Los cristales de sal crecen rápidamente, atrapando cualquier cosa que flote o viva cerca de unas pequeñas burbujas de unos pocos micrones de su interior, similares a esas motas de nieve de las bolas de navidad.

"Cómo cápsulas, permanecen sellados dentro de la sal", comentó Tim Lowenstein, profesor del departamento de geología de la Universidad de Binghamton y asesor de Schubert.

Lowenstein dijo que, la nueva investigación indica que este proceso sucede en los modernos lagos de agua salada, más allá del increíble descubrimiento de Schubert, que se reveló por primera vez hace aproximadamente un año. Los nuevos hallazgos, junto con los detalles de los trabajos de Schubert, se publican en la edición de enero 2011 de GSA Today, una publicación de la Sociedad Geológica de América.

Schubert, ahora investigador adjunto de la Universidad de Hawai, señaló que estas bacterias, una especie amante de la sal que todavía se encuentra en la Tierra de hoy día, eran muy pequeñas, y estaban suspendidas en una especie de estado de hibernación.

Están vivas, pero no están utilizando ninguna energía para nadar, ni para reproducirse", declaraba Schubert. "No hacían nada en absoluto, excepto mantenerse con vida."

La clave de tamaña duración de milenios de supervivencia de estos microbios pueden residir en sus compañeros de cautiverio, las algas, de un grupo denominado Dunaliella.

"Lo más excitante fue cuando identificamos allí las células de Dunaliella, "observó Schubert," porque no había indicios de que pudiera ser una fuente de alimento."

Con el descubrimiento de una fuente de energía potencial atrapada junto a las bacterias, se comenzó a especular sobre si estas cámaras diminutas pudieran albergar ecosistemas microscópicos completos,.

¿Más bacterias primitivas?

Schubert y Lowenstein no son los primeros en descubrir organismos que tienen una asombrosa larga vida. Hace aproximadamente una década, ha habido anuncios de descubrimientos de bacterias de hace 250 millones de años. Estos resultados al no ser reproducidos, siguen siendo controvertidos; sin embargo, Schubert, fue capaz de reproducir sus resultados. No sólo favoreció de nuevo el crecimiento de los mismos organismos en su propio laboratorio, sino que envió cristales a otro laboratorio, donde obtuvieron los mismos resultados.

"De esta manera, se evitaba el factor de que fuese tan sólo un contaminante de nuestro laboratorio," agregó.

Estrategia de supervivencia

El siguiente paso era averiguar cómo los microbios, suspendidos en un modo de ayuno de supervivencia durante tantos miles de años, lograron mantener su viabilidad. "No estamos seguros de cómo lo hacen", señaló Lowenstein. "Deben ser capaces de reparar su ADN, ya que éste se degrada con el tiempo."

A los microbios les llevó cerca de dos meses y medio "despertar" de su estado de supervivencia, antes de que comenzaran a reproducirse, este comportamiento que había sido anteriormente documentado en las bacterias, una estrategia que sin duda tiene sentido.

De las 900 muestras de cristal que testeó Schubert, sólo vivieron cinco bacterias. Sin embargo, dijo, estos microbios son muy exigentes. La mayoría de estos organismos no pueden ser cultivados en el laboratorio, por lo que podría haber muchos de ellos vivos y que no les gustara su nuevo hogar, lo suficiente como para reproducirse; no obstante, nada fue tan emocionante como descubrir que podría ser uno de los más antiguos organismos vivos del planeta. "Al final, todo salió muy bien”, añadió.

  • - Referencia: LiveScience.com, por Andrea Mustain ,13 de enero 2011
  • - Fuente: OurAmazingPlanet .
  • - Imagen: Las bacterias son los objetos pequeños, se ven empequeñecidas por las más grandes células de algas esféricas. Las manchas de colores provienen de los pigmentos que producen las algas, los carotenoides, aún con vida después de 30.000 años. Crédito: Brian Schubert.

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales