Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Las aves "ven" el campo magnético de la Tierra mientras vuelan

Aun probando las más exóticas sustancias químicas que pudieron encontrar, los científicos no han podido igualar la capacidad visual de ningún pájaro. Las aves son capaces de "ver" el campo electromagnético de la Tierra mientras vuelan por el cielo.

Muchas criaturas, sobre todo las aves, detectan en su navegación la dirección de las fuerzas magnéticas que existen alrededor de nuestro planeta, para guiarse por ellas.

Sin embargo, ahora los investigadores han descubierto que se producen diversas reacciones en los ojos de todas estas aves conforme siguen determinados campos.

Se han sugerido que, estas reacciones pueden crear una imagen del campo en diferentes tonos de luz y oscuridad, en los ojos de las aves.

Si esto es cierto, sería otro ejemplo de las maravillas de la madre naturaleza, lo científicos han usado sustancias químicas de lo más exóticas para probarlo, que no han podido igualar esa capacidad del ojo del pájaro.

Esta compleja teoría implica examinar el proceso por el cual la luz pasa a través de los ojos de un pájaro, algo que ha intrigado a la comunidad científica durante más de 30 años.

A finales de la década de 1970, el físico Klaus Schulten llegó a la conclusión de que las aves navegan basándose en las reacciones bioquímicas geomagnéticamente sensibles de sus ojos.

Desde entonces, las investigaciones han identificado células especiales en el ojo que llevan a cabo esta función, usando la proteína criptocromo.

Cuando un fotón de luz entra en el ojo de un pájaro, entra en contacto con la criptocroma y ello le da un impulso energético que lo coloca en un entrelazamiento cuántico, un estado donde los electrones son separados de manera espacial, pero capaces todavía de afectarse entre sí.

Los científicos han sugerido que los ojos de las aves se basan en este entrelazamiento, pero ahora que anuciamos este nuevo artículo, el proceso puede reproducir también en el ojo una imagen del campo electromagnético de la Tierra.

Esta imagen no sería un bosquejo claro de su forma, sino sólo las sombras de oscuridad y luz, dependiendo de cómo se mueva el campo.

Ninguno de los experimentos han aportado pruebas concluyentes, ya que se necesitan hacer más pruebas, aunque la perspectiva de tal descubrimiento nos ha dejado atónitos.

El nuevo estudio fue co-escrito por el físico cuántico Simon Benjamin, de la Universidad de Oxford y la Universidad Nacional de Singapur.

Tal cómo funciona el ojo de un pájaro es "realmente asombroso" y desde luego, mucho mejor que su intento de recrear el proceso en el laboratorio. "Simplemente asombroso."

El Dr. Schulten, que no participó en las últimas investigaciones, agregó: "Creo que este es un documento muy bonito que enfoca el problema desde un ángulo muy interesante."

  • Referencia: Sott.net, 28 de enero 2011, Daniel Bates Daily Mail, UK

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales