Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » La molécula sintética más grande, con forma de árbol

Conoce la PG5, la molécula sintética y estable más grande hecha nunca. Con un diámetro de 10 nanómetros y una masa igual a 200 millones de átomos de hidrógeno, la enorme molécula adornada con apéndices en forma de árbol, allana el camino hacia estructuras más sofisticadas, capaces de almacenar en sus pliegues medicamentos, o enlazar una amplia gama de sustancias diferentes.

Las macromoléculas complejas abundan en la naturaleza y la PG5 es aproximadamente del mismo tamaño que el virus de mosaico del tabaco. Sin embargo, crear grandes moléculas en el laboratorio es difícil, ya que tienden a descomponerse, mientras que se están realizando.

"Hasta ahora,  la química sintética simplemente no conseguía acercarse al rango de tamaño de estas unidades funcionales", declaraba Dieter Schlüter, del Instituto Federal Suizo de Tecnología en Zurich. Anteriormente, el poliestireno era la molécula sintética estable más grande, llegando a los 40 millones de masas de hidrógeno.
 
Para crear este gigante molecular, Schlüter y sus colegas, empezaron con el estándar de la polimerización, donde las moléculas más pequeñas se van uniendo para formar una larga cadena. Para esta cadena fundamental de carbono e hidrógeno, se agregaron las ramas hechas de anillos de benceno y nitrógeno, así como las de carbono y el hidrógeno.
 
A continuación, se realizan varios ciclos similares, agregando sub-ramas para cada rama existente, construyendo así la estructura con forma de árbol. El resultado es la PG5. En total, para la síntesis completa se requieren 170.000 formaciones enlazadas, explicaba Schlüter.

Klaus Muller, del Instituto Max Planck para la Investigación de Polímeros, en Mainz, Alemania, está impresionado por la hazaña y lo tilda de "escandaloso" truco.
 
Para sintetizar la PG5, Schlüter ha combinado reacciones de polimerización estándar, en las que se ensamblan pequeñas moléculas dentro de una larga cadena o espina dorsal, junto con las reacciones de otras áreas de química orgánica que sujetaban los grupos de átomos a dicha espina dorsal de forma radial.
 
Schlüter señala que, debido a que ambas técnicas son estándar, el trabajo de su equipo debería alentar a otros investigadores a crear macromoléculas sintéticas donde antes no se atrevían.
 
Las moléculas como la PG5 pueden encontrar aplicaciones en la entrega de medicamentos, ya que podría servir como plataforma hasta la superficie a través de las diferentes ramas, o anidarse en los espacios creados en los pliegues de la misma molécula. "No hay ni una sola entidad que pueda desafiar la capacidad de carga de nuestra PG5", agregó.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales