Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » La caída del Imperio Romano se relaciona con los cambios de un clima salvaje

Siglos de clima impredecible pudo haber tenido algo que ver con la caída del Imperio Romano occidental. Un registro detallado de 2.500 años de clima europeo han descubierto varios vínculos entre el cambio climático y el auge y caída de las civilizaciones .
 
Junto con los fracasos políticos y las invasiones bárbaras, las fluctuaciones del clima fueron un factor que contribuyó a dicha caída, según afirma Ulf Büntgen del Swiss Federal Institute for Forest, Snow and Landscape Research en Birmensdorf, Suiza, que dirigió el proyecto.
 
Büntgen utilizó los anillos de los árboles para reconstruir la historia del clima europeo. Usando casi 9.000 muestras de madera de roble, pino y alerce, Büntgen y sus colegas, reconstruyeron los cambios en las temperaturas y las precipitaciones en el oeste de Europa, en los últimos 2.500 años.
 
Clima fluctuante y peste negra
 
Desde el año 250 al 550, el clima dio un vuelco de una década a otra, de seco a frío y de cálido a húmedo. "Estos cambios decenales parece que tuvieron un gran impacto en las civilizaciones", señalaba Büntgen, porque no sólo dañaban la agricultura, sino que tampoco eran lo suficientemente prolongados para que la gente pudiera adaptar su comportamiento.
 
Estas turbulencias climáticas coincidieron con graves agitaciones políticas y olas de migraciones humanas. Hacia el año 500, el Imperio Romano occidental ya había caído.
 
En otros períodos notables, por ejemplo, la relativamente estable sociedad medieval, se caracterizó por condiciones climáticas más constante. Sin embargo, la peste negra coincidió con una época húmeda y la enfermedad se propagó rápidamente con tales condiciones de humedad.
 
Guerras frías
 
"Algunos cambios relativamente modestos en el clima europeo del pasado, han tenido profundas consecuencias para la sociedad", declara Michael Mann, de la Universidad de Penn State, en Pennsylvania.
 
Otros estudios han demostrado cómo la guerra y el clima han estado a menudo íntimamente ligados. Por ejemplo, los períodos de un clima inusualmente frío en China, durante el último milenio, están relacionados con los principales enfrentamientos bélicos.
 
Dicho esto, es difícil sacar conclusiones a día de hoy, partiendo de estudios como los de Büntgen. Tal como señala Halvard Buhaug, del Peace Research Institute de Oslo, en Noruega: "Las sociedades modernas no dependen tanto del clima, porque el comercio y la tecnología pueden mitigar sus efectos".
 
Para rizar el hilo del debate, se discute sobre si las guerras civiles de África en la actualidad pueden ser vinculadas al cambio climático moderno.
 
Una muestra de gran tamaño
 
Büntgen y sus colegas, utilizaron más de 7.284 muestras de roble de las zonas bajas de Francia y Alemania, para obtener un registro las precipitaciones de primavera, y 1.089 muestras los pinos de piedra y 457 muestras de alerces en los altos Alpes austriacos, para determinar las temperaturas de verano.

 
Otros, incluyendo a Mann, han utilizado métodos similares para elaborar estas reconstrucciones detalladas de las temperaturas globales durante los últimos 1.000 años. Remontarse a 2.500 años es "una gran contribución", agregó Mann.
 

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales