Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » » Relación entre la dieta y la aparición de la enfermedad mental

Los cambios en la dieta se habían asociado a una reducción de comportamientos anormales en la mentalidad de personas o animales, pero un estudio de la Universidad de Purdue, muestra que la dieta también puede desencadenar, en un primer lugar, la aparición de la enfermedad mental .

Joseph Garner, profesor adjunto de ciencias de los animales, alimentó a unos ratones con una dieta alta en azúcar y triptófano que se esperaba redujera la tendencia anormal a arrancarse el pelo. En lugar de eso, los ratones que ya estaban enfermos empeoraron sus tirones de pelo o empezaron un nuevo comportamiento de autolesivos rascamientos, y los ratones aparentemente sanos desarrollaban a su vez comportamientos anormales.

Los resultados de Garner están publicados en la edición de diciembre de la revista Neurociencia Nutricional.

Garner estudió la tricotilomanía, un trastorno del control de los impulsos en los que la gente se arranca su pelo. Un trastorno, que se produce de manera desproporcionada en las mujeres, se cree que afecta entre un 2 a un 4 por ciento de la población.

Los ratones que también se tiran de los pelos, se ha demostrado que tienen bajos niveles de actividad de serotonina en el cerebro. Esto es un neurotransmisor, que se sabe afecta el estado de ánimo y los impulsos. Garner sostiene que un incremento de serotonina  activa en el cerebro podría curar o reducir, posiblemente, la tricotilomanía.

La serotonina se produce en el cerebro desde el aminoácido triptófano, que se consume en la dieta. El problema es que el triptófano no suele hacerlo por la barrera entre la sangre y el cerebro, debido a que otros aminoácidos consiguen pasar con mayor facilidad y, básicamente, bloquean la puerta para el triptófano.

Garner modificó la dieta del ratón para un aumento simple de los hidratos de carbono, o azúcares, y del triptófano. Los azúcares desencadenan la liberación de la insulina, lo que hace que los músculos absorban los demás aminoácidos y den una oportunidad al triptófano de llegar al cerebro.

Con ocho veces más cantidad de azúcar y cuatro veces más de triptófano, Garner observó una duplicación de la actividad de la serotonina en el cerebro. Pero los ratones ‘barberos’ no mejoraban. "Con esta dieta les iba mucho peor", observó Garner.

En un segundo experimento, dividió a los ratones en tres grupos: los que estaban aparentemente normales, los que tenían alguna pérdida de pelo debido a su barbería maniática y otro grupo con pérdida severa de pelo. Todos los ratones empeoraron rápido, con estas mismas condiciones.

"Tres cuartas partes de los ratones, aparentemente sanos, desarrollaron uno de estos comportamientos tras 12 semanas con la nueva dieta", añadió.

Uno de los ratones desarrolló dermatitis ulcerada, una fatal enfermedad de la piel, que se cree causada por un patógeno no identificado, o alérgeno. Este ratón que contrajo la enfermedad era de los rascadores.

"¿Qué ocurre si la dermatitis ulcerada, como la dermatilomanía, otro trastorno de conducta común, no es realmente una enfermedad de la piel en absoluto?" señaló Garner. "Ahora tenemos evidencias de que puede ser un trastorno del comportamiento."

Cuando se implantaba una nueva dieta, los comportamientos negativos de los ratones dejaban de desarrollarse. Cuando a los ratones de control se les cambió a la nueva dieta, empezaron a rascarse y a arrancarse el pelo.

El estudio de Garner plantea cuestiones de cómo la dieta puede estar afectando a otros comportamientos y enfermedades mentales, como el autismo, el síndrome de Tourette, tricotilomanía y la dermatilomanía. Hasta ahora, no se había demostrado una relación así entre la dieta y la aparición de los trastornos mentales .

"¿Qué ocurre si el aumento de los azúcares simples en la dieta están contribuyendo al aumento de estas enfermedades?" observó Garner. "Debido a que nosotros alimentamos a los ratones con más triptófano que en una dieta humana normal, este experimento no demuestra esta sospecha, pero sin duda la convierte en una posibilidad."

Garner próximo quiere perfeccionar los experimentos para imitar mejor los hábitos alimenticios humanos, entre las que se incluyen esas personas que consumen triptófano.

,

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales