Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » Nuevas recomendaciones diarias de vitamina D

La deficiencia de vitamina D se ha convertido en una pesadilla para la salud en los últimos años, especialmente después de un estudio en 2009 que declaraba que tres cuartas partes de los adultos y adolescentes de EE.UU. tenían deficiencias. Los bajos niveles de esta vitamina, fabricada por el cuerpo cuando la luz del sol golpea la piel, se puede encontrar en algunos pescados grasos y fortalecida con algunos productos alimenticios. Esta deficiencia se ha relacionado a diversas condiciones, como un sistema inmunológico débil o la psicosis.

Pero un nuevo informe del Instituto de Medicina (IOM), publicado el 30 de noviembre llega a la conclusión de que la evidencia que relaciona la deficiencia de vitamina D y calcio con huesos poco saludables es concluyente. También se determinó que la mayoría de personas en EE.UU. y Canadá, están recibiendo grandes cantidades de esta vitamina. Aun así, la organización eleva el nivel de ingesta diaria recomendada.

La nueva evaluación recomienda una asignación diaria de vitamina D de 600 miligramos para la mayoría de las personas sanas mayores de 9 años (con una media estimada de 400 UI por día y no exceder de 4.000 UI por día). Las personas mayores de 71 años deben tomar 800 mg. al día, según el informe (los niños de 4 a 8 años no deben tomar más de 3.000 UI /día y los de 1 a 3 años no deberían tomar más de 2.500 UI /día).

Estas actualizadas recomendaciones no son directamente comparables a los sistemas anteriores, establecidos en 1997 que se basaban en "la ingesta adecuada" y no en la cantidad estimada de promedio. Catharine Ross, presidenta del comité de revisión de la IOM, y profesora de nutrición de la Universidad Estatal de Pensilvania, señaló que estos dos valores no son comparables (Las recomendaciones anteriores de una adecuada ingesta estaban en 200 UI por día desde los niños hasta la edad de 50, para las edades de 51 a 70 en 400 UI /día y para los 71 años o más, en 600 UI /día).

El consumo adecuado era el propio de "un cálculo aproximado", apuntó Patsy Brannon, profesora de ciencias de la nutrición en la Universidad de Cornell, y miembro del comité de revisión de la IOM. Aquellos que no cumplían con los anteriores niveles de ingesta adecuada estaban en mayor riesgo de deficiencia; sin embargo, "no se puede asumir que los individuos sean deficientes si no cumplen con la ingesta adecuada", explicó.

Que la IOM "reconozca que sus recomendaciones de 1997 eran demasiado bajas" es un progreso sustancial, dijo David Hanley, profesor en los departamentos de Medicina, Ciencias de Salud Comunitaria y Oncología en la Universidad de Calgary, que no participó en el nuevo informe.

El informe también ofrece nuevas recomendaciones para la ingesta de calcio diaria:

  • De 1 a 3 años, se recomienda 700 mg./día (no más de 2.500 mg./día)
  • De 4 a 8 años, se recomienda 1.000 mg./día (no más de 2.500 mg./día)
  • De 9 a 18 años, se recomienda 1.300 mg./día (no más de 3.000 mg./día)
  • De 19 a 50 años, se recomienda 1.000 mg./día (no más de 2.500 mg./día)
  • De 51 y mayores, se recomienda 1.200 mg./día, excepto hombres de 51 a 70 que sólo necesitan 1.000 mg./día (no más de 2.000 mg./día)

Las niñas de 9 a las adolescentes de 18 fue el único grupo que encontraron con carencias de otros nutrientes, y el comité recomendó que tenían que consumir más calcio.

* Lo que sigue en el artículo original, es una discusión sobre la idoneidad de la concentración suficiente de vitamina D y calcio para una buena salud ósea. También se discute la disparidad de estudios que relacionan o no algún tipo de cáncer con la insuficiencia de la vitamina D y el calcio, sin llegar todavía a nada realmente consistente.

Se exhorta desde la IOM a no excederse con los suplementos ya que el exceso en vitamina D puede afectar al corazón y riñones, y el exceso en calcio puede provocar cálculos renales, aparte de otros riesgos.

En general, estas recomendaciones se mantendrán hasta que puedan hacerse recomendaciones personalizadas por cada paciente. Ciertamente, aún quedan muchos estudios que comprueben la capacidad de regulación de estas moléculas sobre los genes, señala Glenville Jones, miembro del comité de revisión, además de dirigir el departamento de bioquímica en la Universidad de Queens en Ontario.

  • - Referencia: ScientificAmerican.com, por Katherine Harmon, 30 de noviembre 2010
  • (*) Desde este punto he hecho un pequeño resumen de los que sigue del artículo.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales