Ads-728

Ads-728

Psicología

Astrofísica

Genética

Neurociencia

» » El lento amanecer cósmico

El fin de la "edad oscura" del universo fue lento y prolongado, según una primera medición directa del período en que las primeras estrellas y galaxias calentaban el gas intergaláctico.

Justo después del Big Bang, el universo era una turbulenta sopa de partículas subatómicas. Ésta se enfrió y fusionó en átomos neutros pasados 400.000 años, comenzando la edad oscura cósmica. Esto sólo terminó cuando la luz ultravioleta de las primeras estrellas y de los gigantescos agujeros negros hubieron ionizado una vez más, la niebla de átomos neutros que llenaban el universo. La duración de este proceso de "re-ionización" no está claro.
 
Para averiguarlo, Judd Bowman de la Universidad Estatal de Arizona en Tempe y Alan Rogers, del Instituto de Tecnología de Massachusetts, desplegaron una pequeña antena de radio llamada EDGES en Australia Occidental.
Este telescopio detecta las ondas de radio que han sido emitidas por los átomos neutros de hidrógeno. Son emitidas con una longitud de onda de 21 centímetros, pero este se van estirando a medida que viajan por el espacio, debido a la expansión del universo.
 
Lento y constante
 

Basándose en la cantidad de estiramiento, el equipo supo que EDGES estaba midiendo la luz que fue liberada cuando el universo tenía desde pocos cientos de millones a mil millones de años de antigüedad. No se encontró ninguna disminución súbita del brillo de la luz emitida por los átomos neutros de hidrógeno. en ningún punto de ese período, lo que sugiere que la re-ionización ya no ocurría.

"Estoy emocionado", comenta Avi Loeb, del Centro Smithsoniano de Harvard de Astrofísica, en Cambridge, Massachusetts. "Es la primera vez que tenemos una limitación en la duración de la re-ionización".

"Es agradable comprobar cómo dos personas se las apañan para obtener resultados antes que los grandes equipos, con mucho más dinero", añade Loeb. Hay una serie de grandes telescopios de radio en construcción, como el telescopio LOFAR en los Países Bajos y Alemania. Estos proyectos constan de cientos o miles de antenas, e intentarán crear mapas de alta resolución del hidrógeno.

EDGES, que mide la cantidad total de radiación de los átomos de hidrógeno en una gran franja del cielo, no puede obtener en detalle la imagen del gas. No obstante, bajo la apariencia de un pequeño telescopio ha llegado más lejos en su sondeo del pasado que los más grandes telescopios, pudiendo ver los átomos de hidrógeno calentados por las primeras estrellas, señaló Bowman.
 
  • - Referencia: NewScientist.com, 8 December 2010 by Rachel Courtland
    - Imagen: la radio-antena EDGES, en Australia
    , crédito: Judd Bowman
  • - fuente: Referencia del Diario: Nature (vol 468, p 796)

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua
Editor del blog Pedro Donaire

Filosofía

Educación

Deporte

Tecnología

Materiales